Samir Menaceri, Roxana Flores y Carlos Robledo nombres importantes de la electrónica nacional de los años ochenta, los dos primeros con Interface y Carlos Robledo con Size y Casino Shanghai, formaron un grupo fugaz que encontró en el Techno Pop, un camino para expresar un concepto poco explotado por los músicos de aquellos años. A más de 30 años de aquel proyecto, Luis “Bishop” Murillo logra editar aquel trabajo que se creía perdido. Platicamos con él respecto al lanzamiento del disco de Los Agentes Secretos.

¿Cómo se dio el acercamiento con Samir Menaceri para la publicación de este disco y cuál fue la razón por la que decidió acceder a la edición en formato físico?

Conozco a Samir desde hace unas décadas lo conocí por los noventa y desapareció. Se supo poco de él. Fue hasta que Mario Mendoza (director del documental de Size) se lo encontró en internet (Samir no tiene redes sociales) y de ahí me pasó el contacto. Volvimos a platicar a través de correo electrónico y de esas charlas me comentó que tenía la cinta original de las grabaciones de Los Agentes Secretos. Se la pedí y de ahí que apareciera el disco. Él quería que se publicara porque ya no tenía sentido tenerla guardada después de tanto tiempo. Me la envió e hicimos la recuperación con Gustavo Cid

Desde tu punto de vista ¿cuál fue el aspecto más valioso de la escena electrónica mexicana de la década de los 80?

Lo valioso es que fueron pioneros, los primeros que abrieron la brecha y apostaron a una música diferente que estaba alejada del rock, es decir, de las formaciones tradicionales como banda. También la música electrónica de aquellos años tenía connotaciones no tan aceptadas, se asociaba con otro tipo de ideas e idiosincrasias que no estaban adaptadas tanto a las del rock nacional, entre ellas el “Rock en tu idioma”. Por otro lado, tiene un gran valor y un aspecto muy cultural para la época, y seguramente hay más música que no se ha editado, aunque no eran muchos existe muchas cosas todavía. El mismo Samir tiene colaboraciones con otros músicos mexicanos de aquellos años, si se da la oportunidad trataremos de editarlo si es recuperable. Lo valioso es que existió, que estaba en el momento justo, en un momento que era complicado para la música electrónica de aquellos años, en el mundo estaba naciendo estaba siendo aceptada, así qué bueno que en México sucedió a pesar de no tener las mejores condiciones.

¿Cuál sería la aportación de Los Agentes Secretos a esta escena?

Lo que tienen los agentes secretos es que lo hicieron, decidieron hacer un formato de banda y darle una temática que es precisamente la que aborda el nombre Los Agentes Secretos. Construyeron un concepto Techno Pop desde la ficción combinando la cultura mundial y nacional. Estaban adelantados con un sonido que no se escuchaba en esos días en México. Un sonido con mucha influencia inglesa. Creo que ahora más que nunca tiene sentido publicarlo para que forme parte de los anales históricos de la música electrónica en nuestro país. Enriquece la escena, ya tan grande y ya tan expandida que tenemos.

¿Qué le faltó a esa escena para poder dar ese paso del underground al éxito comercial?

La falta de promoción y de difusión de la escena underground depende mucho de los propios medios con los que cuente el artista. Difundir este tipo de bandas es complicado porque no tienen el alcance deseado. No a todo el mundo le gusta la electrónica, el público se acerca de otra manera, a diferencia como lo hace con otros géneros. Algo importante además de la difusión es que la gente también pague por este tipo de música. Muchos músicos necesitan que haya un fomento creativo, muchos nos dedicamos a trabajos alternos y la música pasa a un segundo plano.

La música alternativa o underground tiene mucho que ver con que haya una infraestructura integral: medios, músicos, un público que la entienda y que la consuma que se quiera iniciar en ella, un público ávido que entienda la importancia de pagarla. Hay que construir todavía mucho a pesar de que existe todavía faltan cosas por madurar

¿Nos podrías mencionar algunas canciones importantes de la música electrónica mexicana?

“Ficción” de LLT me parece un himno representativo de la época, la transición de los 80 a los 90.

“Crisis de identidad” de Deus Ex Machina marca la apertura de una nueva década hacia el fin de un milenio y de un siglo. Muy vigente en algunos lugares del mundo con una creatividad muy distinta a lo que se veía en aquellos años apostando más por los samplers que por los sintetizadores.

“Plastic Judas on fire” de Balboa, utilizando los mismos elementos de Nortec Collective, pero con una interpretación distinta. Es la entrada de la electrónica nacional hacia la década de los dosmiles.

“Sexo bajo testosterona” de Hocico, habla sobre los estados de ansiedad de la desesperación de querer salir de ellos, y como se utilizan las diversas válvulas de escape particularmente el sexo pero también está llena de violencia. Refleja muy bien lo que sucede en las sociedades y la nuestra no está exenta de ese tipo de cosas.

Por: Jacobo Vázquez López

Informes para conseguir el disco de Los Agentes Secretos: subunda@gmail.com