ASHA es un nombre que ya había sido posible conocer como parte de su trabajo de composición de letras para artistas como Danna Paola, por citar un caso.

Así, ahora es que el nombre Asha pasa a primer plano por medio de “Opina”, canción con la cual debuta y haciéndolo con fundamentos en la base rítmica del reggaeton de la vieja escuela, esto aderezado con pop urbano y claras alusiones de música flamenca por conducto de una diestra guitarra y las palmas de las manos que imprimen autoridad.

Dicho lo cual, otorguen play a este corte que dentro de estos tiempos inciertos de cuarentena y confinamiento, pues aborda con dinamismo lo que representa las etiquetas que las personas solemos poner a los demás de manera superficial.

Por. J. Alejandro Rojas Luna