Los Tempestades es un quinteto de rock que ha labrado camino tocando a lo largo y ancho del circuito de bandas independientes, labor que se ha materializado por medio de un EP homónimo lanzado en 2015, además del LP debut Fieras (2018)
Así, ahora toca el turno de avanzar hacia un nuevo episodio, mismo que ahora cuenta con otra pieza que responde el título “Museo”, y para ello platicamos con Gonzalo Quinteros, baterista de la banda, que ahondó en el trabajo que se encuentran realizando al momento en estos tiempos donde la actual pandemia ha hecho replantear objetivos.

Círculo Mixup: ¿Qué representa para la banda la presentación de  nueva música tras un periodo de aparente pausa durante una parte importante de 2019?
Gonzalo:Este material lo consideramos un parteaguas y corte de caja emocional, “Museo” y “El fin del mundo” son un par de canciones que plantean la transición por la que hemos pasado. Esta música dio paso a emociones más humanas y honestas, porque hay etapas como la de Francisco Cravioto (voz y bajo), que está por tener un bebé, y eso ha cambiado mucho la perspectiva de las cosas.
Ahora estamos trabajando en torno a cuatro canciones más que iremos presentando poco a poco.
 
¿Han organizado el material en torno a un eje temático que unifique las piezas?
Es una pregunta rara, porque es música que se ha estado trabajando, y se originó, cuando nos fuimos una semana a Tlayacapan, en Morelos, a una casa alejada de todo, pues lo más cercano a ella estaba a  unos 5 kilómetros de distancia. Era un espacio muy íntimo donde se pudieron compartir muchas emociones, siento que la banda experimentó algo equivalente a hablar de otro tipo de amor y emociones como la tristeza y la añoranza, las cosas imposibles.
Antes antes teníamos una visión mas inocente y ahora es mucho más adulta. Tanto música como letras vibraron por igual.
 
¿En relación a los materiales previos ahora cuáles han sido los cambios más significativos en su dinámica de grabación de las canciones?
Ahora no trackeamos a partir de la batearía ni grabamos los demás instrumentos cada quien por su cuenta y canal; sino que a la batería le colocamos tres micrófonos y grabamos todos los instrumentos juntos. Todas las bases entonces fueron grabadas por una banda junta en el mismo espacio y tiempo. En la época actual eso no se hace mucho.
 
El video de “Museo” fue dirigido por Lalo Moreno, el cual se encargó de la idea creativa, ¿qué les representa que dichas imágenes circunstancialmente hayan coincidido con la situación actual de contingencia y confinamiento en el caso de muchas personas? 
Ha sido algo muy loco, tuvimos la suerte que Lalo es un amigo de toda la vida de la banda, de hecho los videos de las dos canciones que hemos presentado recientemente han sido dirigidos por él. Y respecto a la coincidencia, nadie, ni tú, ni yo, ni nadie en el mundo pudo imaginar la situación actual.
Es una loca coincidencia.
¿Siendo banda independiente cómo han conseguido administrarse para financiar el área del video, que suele ser cara por los recursos que se requieren?
En el caso de estos dos videos los grabamos el mismo día en una jornada maratónica donde comenzamos a a las 8:00 AM y terminamos a las 6:00 de la mañana siguiente, así que requerimos un número importante te talento, técnicos y apoyo, no dependimos tanto del recurso económico en sí, sino de hacer alianzas y pedir favores a manera de intercambio.
Por ejemplo, el talento que aparece en las imágenes es parte del mismo crew, o amigos nuestros y del propio director, es un grupo muy cercano de personas que nos permitió centrarnos en gastos obligados como es tener que rentar luces, comprar comida para más de 20 personas o pagar detalles de post producción como la corrección de color. Todo eso se logró con cariño y amor.
A partir de lo pequeño, la imaginación y la determinación obtuvimos mucho material.
 
¿Una vez que el nuevo disco sea lanzado se materializará en formato físico?
Es una realidad que ahora la tendencia es digital, pero también que la experiencia de escuchar música en formato físico también es importante, tan solo basta con tener el cuenta el ritual que es poner un disco en la tornamesa.
Nosotros somos una generación a la que le tocó la colita de la época donde nuestros papás tenían discos en casa, a mí me pasa que escucho cosas diferentes y texturas en los discos físicos, ya que incluso están pensados para contar historias en diferentes momentos. En nuestro disco anterior cada canción llevaba una intención. 
Dicho esto, sí creo en el formato físico y sí vamos a tenerlo esta nueva ocasión porque es una de las mejores experiencias que hay.
 
Mientras platicamos se mantiene el estado de cuarentena alrededor del mundo, ¿cómo repercutió en ustedes esta situación en relación a sus planes originales y qué perfilan para los meses por venir?
Nuestro plan original era, considerando que habíamos estado medio callados, pues darlo todo este año, pero al pasar esto nuestro proyecto de recorrer la república y hacer presentaciones también ante los medios quedó frenado; pero de alguna forma esto nos hizo darnos tiempo para prepararnos todavía mejor.
Es decir, cuando la escena se reactive todos van a querer salir a mostrar su música, vamos a estar abarrotados de información, cosa que no necesariamente es buena para todas las bandas, y por eso es que estamos haciendo conciencia para administrarnos lo mejor posible.
 
¿Y mientras tanto dónde se le pueda dar seguimiento a lo que se encuentran haciendo?
Mientras tanto pueden entrar a nuestro canal de YouTube done tenemos mucho material disponible, mientras que en el resto de redes sociales y plataformas digitales nos encuentran tal cual como Los Tempestades.
 
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna