Tops es una banda de Montreal, Canadá que hace música bajo el término bedroom pop, el cual se rige por la calidez y dinamismo que pueden contener las canciones, esto con base en sintetizadores que interactúan con instrumentos de aliento y una base rítmica que juguetea permanentemente.
Con esto en cuenta es que el reciente 3 de abril fue lanzado I feel alive (Musique TOPS), conjunto de piezas que se ajustan perfecto al momento actual de cuarentena para ser escuchadas.
Esto es Tops en comunicación escrita con David Carriere (guitarra):
 
¿Cuáles son las etapas por las cuales atravesó la banda para poder concretar el álbum actual, mismo que es el cuarto de su discografía?
¡Hola! Escribimos la mayoría del disco un verano en el sótano de mi viejo departamento en Montreal. Era un buen lugar para tocar porque nadie parecía importarle acerca del ruido que hacíamos, además que había un pequeño patio para relajarse. Algunos instrumentos fueron grabados allí abajo y algunas de las canciones fueron grabadas en un estudio llamado Hotel 2 Tango. En el otoño las voces fueron grabadas en Berlín, en un espacio libre perteneciente a nuestros amigos de una banda llamada Fenester. Jane y yo fuimos casi diario durante un mes, el tren en el que viajábamos de donde nos quedábamos hasta ese sitio hacia alrededor de una hora para llegar y dicho estudio no tenía baño o Internet, esa fue nuestra zona de trabajo real.
 
¿Qué tal es la ciudad de Montreal para desarrollar y establecer una banda con las características de Tops?
Realmente disfruto estar ahí, siento que hay una audiencia para cualquier tipo de música o arte que quieras hacer.
 
¿Cuáles son los instrumentos que consiguen generar el sonido con el cual es posible identificar a la banda?
¡Buena pregunta! Bien, el Roland JX-8P para Tops es un sintetizador ‘viajar o morir’, porque ha estado en casi cada canción que hemos hecho. Usamos una variedad de teclados para este disco. Para los sonidos más suaves tocamos con Korg Poly 6, Yamaha CP-20, Wurlitzer, y un Solina String Ensemble. El Korg M1 o el Roland D-550 son dulces para esos tonos traviesos de los 90’s. Además que hay algunas viejas guitarras y bajos. Incluso Jane tocó la flauta.
 
Tomando como punto de referencia el sencillo “I feel alive”, ¿éste requirió técnicas de producción e instrumentación distintas a lo que suelen hacer?
¡Nada especificamente! En general tratamos de hacer que todo sonara lindo, pero siento que nos sale como una cosa normal de hacer. Generalmente escribimos canciones que puedan ser alcanzables en el nivel de la superficie, pero adquieren mayor significado si las escuchas en casa.
¿Qué relación llevas con los formatos físicos y digitales para plasmar el trabajo de la banda o de la música en general que escuchas?
Yo guardo muchas canciones en YouTube o Spotify, pero es un sentimiento muy triste llegar a ver un aviso donde se indica que, por ejemplo, el video ha sido borrado y no hay ni una pista de qué canción estaba ahí. Es asombroso tener acceso a absolutamente todo, incluso si es filtrado por programas que recrean la idea de lo que te gustaría escuchar, pero aprecio las copias físicas que he llegado a coleccionar. Esto dicho por alguien con grado paranoide, donde aun descargo mp3 y los pongo en discos duros separados. (Ríe)
 
¿Tienen contemplado venir a tocar a México próximamente? No son ajenos a nuestro país.
¡Me gustaría regresar, cada vez que hemos tocado nos ha tocado un momento asombroso y la audiencia es grandiosa! El último show que tocamos en México fue realmente divertido. Fue padre tocar con Sailawway aquella ocasión. 
 
David, ¿palabras finales para despedirte de esta comunicación por escrito?
No hay adioses para nosotros, donde quiera que estén siempre estarán en mi corazón.
 
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna