15 de noviembre de 2019, Ciudad de México

“Con el arte se rompen muros y se construyen puentes”. G. Dudamel

El 14 de noviembre se presentó la Filarmónica de Los Ángeles en la Ciudad de México, donde en el Auditorio Nacional llevaba la batuta el director artístico y musical Gustavo Dudamel.

La velada inició pintando un ambiente armónico con las tonalidades de la afinación general de la filarmónica, un instante después de ovaciones cuando el director entró al escenario, los músicos recibiéndolo de pie y él agradeciendo al público, posteriormente un silencio; un silencio de pocos segundos que genera una sensación de ansiedad y suspenso de atención ante la primera y desconocida ola de sonido que se percibirá.

Así mismo, el programa abrió con Fuga con Pajarillo de la Suite para cuerdas que es obra del venezolano Aldemaro Romero. Una obra exquisita que aparte de coruscante logra levitar al oyente entre los aires con el juego de cuerdas iniciales más la rapidez que conlleva la pieza.

Posteriormente se hizo escuchar Guasamacabra del violonchelista y compositor venezolano Paul Desenne, después, Huapango del maestro de orquesta y compositor mexicano José Pablo Moncayo quien es un ícono representativo nacional en la música. Al concluir, el director Gustavo Dudamel tomó el micrófono para tomar la palabra – “Nos sentimos emocionados y honrados por estar en esta hermosa y maravillosa ciudad, una ciudad hermana. Es maravilloso ver esta comunidad de Los Ángeles que también está representada por México; aquí tenemos hoy jóvenes de un programa que comenzamos hace 11 años inspirado en el sistema de orquestas juveniles e infantiles de Venezuela llamado YOLA (Youth Orchestra Los Angeles)”– inspirada en el revolucionario programa de orquestas venezolano conocido como El Sistema-. “Y creo que es la mejor manera de demostrar lo que realmente representa la música, lo que representa la cultura, lo que representa el arte”.- continuó mencionando que los jóvenes que se habían presentado como solistas son parte del parte del programa y sistema fundado por el maestro José Antonio Abreu. –

“Y para refrescar un poco la historia, este hermoso programa del sistema de orquestas fue abrazado… el primer país que abrazó el sistema de orquestas fue México a través del maestro Carlos Chávez y el maestro Eduardo Mata. A partir de allí se fue transformando el concepto de la música, no solamente como un elemento de entretenimiento, sino realmente como una herramienta de rescate social, de transformación social; y eso es lo que sucede con YOLA, estos jóvenes han sido transformados a través de la música, abrazados por una gran orquesta como lo es la Filarmónica de Los Ángeles”. – El público estalló entre los bravos y aplausos – “Con el arte se rompen muros y se construyen puentes”

Regresando del intermedio la filarmónica y su director hicieron perceptible la pieza Fanfarria y Tema Olímpico del compositor y director estadounidense John Towner Williams quien ha compuesto varias de las más reconocidas bandas sonoras de la historia del cine, que a continuación siguió en el programa Out to Sea / The Shark cage Fugue de Tiburón, Hedwig´s Theme de Harry Potter y la Piedra Filosofal, tema de Parque Jurásico, Adventures on Earth de E.T. El Extraterrestrey Throne Room and Finale de Star Wars: Una Nueva Esperanza.

[LA Phil es pionera en la programación de contenidos musicales diversos e innovadores, que muestran la maestría artística y la visión de la orquesta en el escenario y en la comunidad. Gustavo Dudamel es uno de los directores más distinguidos de la actualidad. Desde las grandes salas de concierto hasta los salones de clase, videos, pantallas y salas de cine, la notable trayectoria de logros musicales de Dudamel, así como su defensa del acceso a las artes por parte de los jóvenes alrededor del mundo, demuestran la extraordinaria capacidad de la música para transformar vidas. Impulsado por un convencimiento inquebrantable del poder de la música para curar, unir e inspirar].

Anteriormente se presentaron con un programa diferente el 12 de noviembre en el Palacio de Bellas Artes.

Texto, fotos y video: Alan Garay