En la música de Ceci Juno es posible encontrar un emotivo balance entre rasgos provenientes del pop, rock, indie, folk R&B y jazz, todo ello conjugado en esta ocasión para su disco Fantasmas (2019), material publicado este año y del cual pudimos platicar para conocer detalles de su manufactura, además de áreas complementarias como lo es el video, el formato físico y las presentaciones en vivo que incluso la han traído a México para realizar una gira que abarca los días 11 (CDMX, La Casa del Rolty)  12 (CDMX, Coyoacán) y 15 (Monterrey, Río Mississipi 105b) del presente mes de octubre.
Aquí la entrevista:
 
Círculo Mixup: Ceci, con objeto de conocer el contexto del cual provienes ¿cómo describes la escena en Ecuador para un proyecto con tus características?
Ceci Juno: Pienso que en Ecuador ha habido un crecimiento muy importante en la escena independiente sobre todo, por lo menos con mi proyecto he sentido apertura importante de parte de los medios, el público y los locales que nos reciben para hacer los shows. Es cierto que se trata de una industria musical muy pequeña todavía, pero he podido desarrollar mi propuesta casi con total normalidad. Obviamente dentro de todo artista está el objetivo de internacionalizarse lo más posible, pero la industria ecuatoriana está abierta a que surjan proyectos muy interesantes, además la gente consume mucho más música que antes.
 
Entre Libre/Espacio, tu EP debut, y Fantasmas, el LP actual, hay dos años de distancia, ¿cuándo comenzaste a trabajar en torno a las nuevas canciones? 
Este disco podría decirse que es una compilación de canciones que escribí desde 2014, pero que por alguna razón no había podido incluir en mi material discográfico anterior, y el resto fueron completamente nuevas y creadas en periodos más recientes. Así, este disco, sin saberlo, llevo trabajándolo mucho tiempo al ser piezas a las que les había estado dando forma desde años antes.
Por otro lado, cuando comencé a componer material nuevo vi que todas las canciones podían combinar muy bien para la analogía de los fantasmas que desarrollé como concepto.
Fue entonces que en abril del año pasado comencé a trabajar la idea del disco en su conjunto, mientras que las grabaciones comenzaron en julio, en Ecuador. Además se contó con la participación de músicos a distancia, tanto de México como Estados Unidos. Se trató de una colaboración bastante interesante y después la masterización se realizó en Los Angeles, California.
El disco lo lanzamos en abril de este año y desde entonces se ha hecho mucha promoción.
 
Al momento de realizar esta entrevista “Cecilia” es el sencillo más reciente, y dentro del disco es la última canción, misma que cuenta con una relación singular entre el violín, la guitarra y las percusiones. ¿Cómo decidiste el curso de esta pieza?
“Cecilia”, es la canción que decimos incluir al último y estuvo presente en las copias físicas del disco antes de estar en plataformas digitales, eso nos dio más tiempo para experimentar.
Esta es la única canción del disco que tiene un contrabajo en vez de bajo eléctrico, porque nos parecía que nos permitía continuar por la línea de la música más orgánica, así es que hubo espacio para el violín y la guitarra acústica, mientras que la percusión es muy minimalista al no haber batería completa.
Lo que he querido enfatizar con esta canción es que se trata de un homenaje a mi abuela que ha sido violinista toda su vida y por eso queríamos que su instrumento ocupara un lugar central. 
Asimismo, “Cecilia” es acompañada con un video donde se muestra conflicto en una pareja, ¿participaste en la idea creativa de la historia o te hicieron la propuesta para mostrar la canción de ese modo?
El equipo se encargó principalmente de la parte técnica mientras que la idea la tuve desde que compuse la canción, quería un video inclusivo que mostrara situaciones cotidianas entre las parejas donde puede haber formas mínimas de violencia o de represión hacia la otra persona. La idea fue mostrar lo tóxicas que pueden ser las relaciones e incluso esa toxicidad puede ocurrir desde antes de darnos cuenta.
Por eso quise que se grabara a esa pareja en su día a día mostrando micro agresiones que la protagonista va dejando pasar, como si no importara, pero eso evoluciona hasta convertirse en una relación completamente dañina. Y al final del video salen parejas de todo tipo con las cuales quería demostrar que se trata de situaciones que le pueden ocurrir a cualquiera. Las relaciones tóxicas no respetan edad ni género e incluso son más comunes de lo que se piensa. No está mal educarse emocionalmente para no caer en ello.
 
¿Todavía ves en los formatos físicos un complemento para expandir el concepto de lo que expresas tanto en música como videos?
Soy muy fanática del formato físico todavía, me parece una forma bonita y tangible de llevar mi trabajo conmigo, además que puedo entregar una parte de mí a las personas. El mundo del streaming puede ser muy efímero e intangible, esa es la realidad y por eso disfruto mucho tener el disco porque se pueden incluir otros elementos que vuelven al álbum en una experiencia un poco más completa tanto por la parte visual como hasta las texturas. También cuentas con más información acerca de las canciones, cosa que no te dan las plataformas.
Con mi discos he tenido buenas ventas y la gente me los pide. Para mí si es importante como instrumento para presentar mi trabajo.
 
¿Quién trabajo contigo el concepto gráfico de la portada de Fantasmas, además de sus interiores?
Todo el concepto fue desarrollado por Alfonso González, que es un diseñador gráfico e ilustrador de El Salvador, pero que actualmente vive en Monterrey. Nos conocimos por un amigo en común y realmente fue él quien desarrolló el concepto para representar estos fantasmas con una ilustración mía que se desfasa o tiene varias capas, porque esa es la realidad de nuestros fantasmas que parecieran tener varias capas encima a manera de equipaje emocional. 
 
Siendo artista independiente ¿cómo materializaste la posibilidad de venir a presentarte a México?
Se ha formado una comunidad muy bonita de artistas independientes, diría en toda Latinoamérica. Yo soy muy abierta y me encanta que me escriban otros artistas para posibles colaboraciones. Si bien ya contaba con muchos amigos que en México me ayudaron con varios aspectos de la gira, como orientarme acerca de los venues para hacer los conciertos, pues aquí es donde destaca esta comunidad que menciono porque se trata de un sentir que compartimos como artistas independientes quienes tenemos que encargarnos nosotros mismos de aspectos no necesariamente musicales que participan dentro de esta carrera, así es como nos hacemos recomendaciones y consejos.
De este modo es que se armó el viaje a México, fue muy rápido y no sabía que esperar, fue emocionante porque a muchas personas no las conocía en persona al haber contado hasta esos momentos con contacto por medio de redes sociales o WhatsApp. Yo creo mucho en esta comunidad y cuando alguien vaya a Ecuador podrá contar con el mismo apoyo. Somos una especie de grupo de apoyo.
 
¿Qué prioridades tienes para seguir expandiendo tu trabajo?
Para el próximo año la idea es participar en festivales más grandes y volver a componer nuevo material, además que tengo pendiente colaborar con otras artistas de la escena independiente que me gustan mucho.
En pocos meses espero lanzar más material grabado, pero en tanto todavía le resta tiempo al actual disco.
 
Cecilia, ¿qué comentario agregas para despedirte de esta conversación?
Me pueden seguir en todas las redes sociales sy plataformas digitales como Ceci Juno, siempre estos muy pendiente de mis redes para contestar las preguntas que tengan e informar a mis seguidores acerca de próximas presentaciones y colaboraciones. Esa es una muy buena vía para comunicarse conmigo al igual que para el tema de la mercancía.
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna