Jairo Zavala puede ser considerado un artista transfronterizo dada su afinidad y sensibilidad respecto a las historias que narra en sus canciones, todo inició hace once años con un disco homónimo que grabó con la banda Calexico en Tucson, Arizona, y desde entonces no ha parado tal y como lo hizo en su momento fundando la banda de rock Vacazul, participando en la banda de música negra 3000 Hombres, además de acompañar con su guitarra a Luz Casal, entre otros viajes sonoros, pero ahora todo corre por cuenta propia para quien nació en Madrid, en Aluche, y en el presente se mueve junto con su disco número cinco Todo va a salir bien (Warner, 2018), disco donde el propio Depedro fue productor y Nick Didia lo mezcló en el estudio La Cueva Recording de Byron Bay, en Australia. Así, se trata de un disco que cuenta con la afectuosa colaboración del icónico Santiago Auserón; la citada y excepcional Luz Casal; el intenso Coque Malla; la impulsora Vetusta Morla; Nita y Ale, de Fuel Fandango; la elegancia de Amparo Sánchez, e Izal, con quien la química es natural.
He aquí la conversación.
 
Se cumplen 11 años de que debutaste con el disco Depedro, al respecto, ¿tienes identificados momentos clave para haber puesto en marcha el proyecto y sostenerlo hasta la forma que lo conocemos al presente? Esto porque, entre otras cosas, te tocó de lleno la transición de los formatos físicos, la radio y la televisión al actual donde la música se rige en las plataformas digitales y las redes sociales para llegar a gente y países no anticipados en un inicio.
Tal como has indicado estos elementos he tenido tiempo para adaptarme, además la mayor parte de mi carrera he transitado por carreteras secundarias en la que tienes que ir despacio puedes saborear y empaparte bien de lo que está pasando y ver los cambios. Ahora al final sí que estoy en un momento muy dulce, bonito, con mucha afluencia de público y con gente que trabaja en esto y me ayuda. 
Al principio estaba un poco sorprendido, porque, no es que no entendiera que las nuevas tecnologías alcanzarían tan relevancia, pero nadie adivinaba que, por ejemplo, tú y yo pudiéramos comunicarnos por internet e incluso pareciera que en estos momentos estás a mi lado, o que hubiera tanta agilidad para acceder a contenidos. Ojala esto lo hubiera podido tener de chamaco, como estudiar totorales en YouTube, para eso tendría que hablarle mi Jairo de hace diez años para explicarle lo que es un tutorial de YouTube.
 
Todo va a salir bien, disco grabado en directo, se informa que cuenta con tres canciones nuevas, y entre ellas hay incluso una con la cual en México nos podemos identificar, tal es el caso de “Flores y tamales” que evoca elementos cotidianos para nosotros. ¿Cuándo surgieron estás canciones?
Así es, las canciones son “Vidas autónomas”, que contó con la colaboración de Camilo Lara y Amparo Sánchez; “Flores y tamales”, que se compuso junto a Joey Burns para el grupo Calexico, que son grandes amigos míos, y “Por qué, cómo y cuándo”.
Para el caso de “Vidas autonomas”, Camilio, quiene s reconocido por su proyecto Instituto Mexicano del Sonido me orientó un poco respecto a algunos detalle en el sonido y las palabras.
O bien, “Vidas autónomas” cuenta con un órgano que puede remitir a los “Ángeles Azules”.
Cabe destacar que estas canciones ya las había presentado en conciertos y eso facilitó poder entenderme al momento de realizar las grabaciones en Estudio Uno. A mis compañeros les agradezco su gran generosidad y el trabajo comprometido de interiorizar las composiciones por medio de su interpretación.
 
Actualmente eres un artista plenamente integrado en esta época donde la música se difunde principalmente en plataformas digitales, pero para Todo va salir bien, hay una edición en físico que abarca el Blu-ray, disco compacto y el vinil. ¿Qué representa para ti seguir editando así su trabajo?
Es algo que me gusta hacer porque se trata del medio a través del cual es posible ampliar y tocar el trabajo al que se le deposita tanto esfuerzo.

Los discos de vinilo, por ejemplo, cuidándolos bien tienen una vida útil más larga y el sonido en ellos es excepcional. Para esta visita a México traeré lagunas copias conmigo, aunque no tantas como quisiera ya que sumándolos su peso es considerable, pero esto es algo que todo melómano apreciará al momento de poner a girar el disco y la aguja roce con él.

¿Quién realizó la portada de Todo va a salir bien? Aparentemente es sencilla, pero el fondo rojo transmite mucha fuerza en contraste con tu imagen en un tono distinto.
La imagen fue realizada por parte de una agencia llamada Ponlo, con la cual se hizo también Pasajero, mi anterior disco. Es muy bueno su trabajo más aún porque saben que estoy muy al pendiente de todos los aspectos hasta que se obtiene la imagen definitiva. Fue así que se obtuvo un muy buen contraste entre los colores seleccionados.
 
Ya entramos en la recta final del año, ¿cómo perfilas cerrar 2019 y abrir 2020. Obviamente, al momento, destaca la visita que realizarás a México para presentarte el 2 de noviembre en El Lunario?
Sí, después de El Lunario iré a Chile y Argentina, después regresaré a España donde realizaré las últimas fechas hasta mediados de 2019. Dichas presentaciones de ligarán con las primeras de 2020 en Valencia y Madrid. Así, básicamente habrá solo una pausa durante la temporada navideña, pero de inmediato retomaremos el ritmo.
Por otro lado, también sigo trabajando en Érase una vez, disco con enfoque dirigido a los niños con objeto de destacar que son personas con una filosofía muy particular. Hay quienes piensan que las cosas que provienen d ellos son escupidas y eso eso es falso por que saben atesorar y descubrir grandes cosas entre lo pequeño. “Quiero descansar” es el primer sencillo y estoy muy orgulloso de él, ya que también se le dice a los adultos que no se alejan de su niño interior.
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna