Este 5 de septiembre The Ocean Blue regresa por tercera vez a Perú. En esta ocasión promoviendo su más reciente disco Kings and Queens / Knaves and Thieves (2019). A continuación presentamos una entrevista inédita con los creadores de “Ballerina out of control”, realizada el 1 de junio de 2006, fecha de su primera visita al país sudamericano.

El bar Yacana luce casi vacío, los casi mil asistentes al concierto de The Ocean Blue han abandonado el lugar. Me dicen que espere un momento a que salga del camerino David Schelzel, vocalista y líder de la banda de Hershey Pennsylvania. De repente, lo veo caminar hacia mí, y me saluda de una forma muy cordial, le llama la atención que alguien de México lo entreviste en Perú, “¿No te queda más cerca Estados Unidos?” me pregunta. Reímos y nos acomodamos a lado del escenario. Todavía con el esfuerzo de las dos horas de concierto reflejado en su rostro, me comparte sus impresiones de su primera vez enPerú. “Es increíble fuimos muy afortunados de tener algunos días libres antes del concierto, pasamos tres días en Cuzco y Machu Picchu simplemente sublime. Mucha historia y belleza y la gente muy amable, no podía creer la cantidad de gente que sabía de nosotros, ha sido una muy agradable sorpresa”.

Le recuerdo sobre su canción llamada “Dinamarca”, que surgió a partir de una visita a ese país, le pregunto si podría ocurrir lo mismo con Perú, antes de contestar la pregunta, se le dibuja una sonrisa en el rostro “tal vez, me ha llenado de mucha inspiración estar aquí, quizás se me ocurran algunas ideas y de ahí tal vez una canción, ya veremos”.

Tengo el primer disco de The Ocean Blue en mis manos y veo la fecha, 1989, y le comento que casi se cumplen 20 años de carrera “Creo que The Ocean Blue se trata de cuatro individuos en una banda haciendo la música que nos gusta, mientras sigamos así, y no cambiemos eso, continuaremos componiendo canciones. Es inevitable cambiar con el paso de los años, pero creo que el gusto por la música ha sido la parte fundamental de que sigamos unidos. Mientras estemos inspirados, The Ocean Blue existirá”.

Se asoman los demás álbumes y David los mira con cierta curiosidad, le pido que me dé su opinión acerca de todos sus discos “Éramos adolescentes cuando grabamos nuestro álbum debut, fuimos muy afortunados de trabajar con unos productores increíbles, John Porter que produjo a los Smiths, una de nuestras bandas favoritas de todos los tiempos, y Mark Opitz, productor de INXS, ambos increíbles personas. Recuerdo que fue un proceso muy rápido, era nuestra primera vez en un estudio y todo se dio de una manera muy natural. Un disco que refleja mucha juventud.

Cerulean (1991) es un disco más reflexivo, más atmosférico, estoy muy orgulloso de él, refleja muy bien lo que es el concepto de un álbum, está hecho para escucharse de principio a fin, no está concebido como un disco de sencillos.

Beneath the rhythm and sound (1993) es un disco lleno de sencillos, es un disco pop. Ha sido nuestro disco con más éxito en Estados Unidos, me gusta mucho, aunque creo que pudimos haber hecho algunas cosas mejores en ese momento. See the Ocean blue (1996) es quizá mi disco favorito, aunque muchos de nuestros fans no les gusta ese disco porque lo consideran muy “rockero”. Para mí refleja muy bien lo que queríamos transmitir. Por ejemplo; “Slide”, “Whenever you are around”, son canciones de las cuales estoy muy orgulloso.

Davy Jones’ Locker (1999) es un disco un poco extraño, lo grabamos en nuestra sala de ensayo, muchas de las canciones son de la misma época cuando grabamos “See the Ocean Blue”, y que al final no fueron escogidas porque de alguna forma tenían otro sonido. Waterworks (2004) es como el punto intermedio en el camino de grabar un disco nuevo, habíamos compuesto un montón de canciones, pero necesitábamos algo que nos mostrara el estado actual de la banda, así que decidimos grabar este ep, y de ahí ya comenzar más frescos

Viendo toda esa trayectoria, le pregunto sobre el éxito de la nueva generación de grupos norteamericanos que han tenido un enorme éxito a nivel mundial en la primera década del siglo XXI, el caso de The Strokes, The Killers e Interpol. “Es muy interesante ver el éxito que han alcanzado, son una generación posterior a la nuestra, recuerdo haber visto a gente de Interpol en nuestros conciertos, es parte de la evolución de la música, la gente que está arriba en un escenario, y la gente que asiste como público, algunos de ellos tendrán la inquietud de hacer música, y tomarán elementos que consideren importantes de los grupos que les gustan. Lo importante es que haya un aporte nuevo” David voltea hacia el camerino, alguien lo está llamando, antes de despedirse me comenta que algún día le gustaría ir a México. Le digo que ojalá sea pronto…

Texto: Jacobo Vázquez López

Agradecimientos especiales:

Antonio Zelada (Resplandor/ Automatic Entertainment)

Luis Dector Gómez

Ibero 90. FM

Fotos:www.theoceanblue.com

Cerulean (1991)
Beneath the rhythm and sound (1993)
See the ocean blue (1996)
Davy Jones’ locker (1999)
Waterworks (2004)

Muchas gracias! y perdona la distracción.