• Tere Estrada
  • Un blues en la penumbra
  • Independiente

El blues es resultante de la convivencia musical y cultural desarrollada entre el Jazz, Gospel, Rock, Soul y Rhythm & Blues, entre otros géneros y estilos. Originario de las plantaciones algodoneras del sur estadounidense, el blues fue parte de los sonidos y voces de aquellas personas esclavizadas que cantaban worksongs, aspecto que a la postre, se estima, estableció conexión con determinados sectores en México hacia finales de los años 40, esto con base en el movimiento Pachuco, detalle que le permitió adaptarse a la realidad nacional.

Así, desde entonces, diversos artistas han atesorado este género, tal es el caso de Tere Estrada, valioso referente que cuenta con una trayectoria de treinta años, mismos que abarcan la escena del rock, motivo por el cual el proceso de grabación y posterior lanzamiento de Un blues en la penumbra, su octavo disco de estudio es un reflejo cabal de su sabia y sólida experiencia, misma que esta ocasión se expandió al libro que comparte el mismo título, complemento en celosa que narra la historia de una rockera mexicana durante las décadas sesenta y setenta.

Un blues en la penumbra es entonces un compendio de doce canciones donde, además de los elementos citados al inicio, también es posible escuchar cualidades de bossa nova, funk y folk rock, de ahí que se trata de una obra que pone en contacto al escucha con música que se aleja de las tendencias y las playlists dispuestas en las plataformas digitales para ser consumidas cual si se tratase de comida rápida auditiva, puesto que aquí, por el contrario, yace un concepto unificador que se aborda desde distintos ángulos. Tan sólo basta escuchar el primer tercio del álbum conformado por “La voz, mi camino”, “Florezco por dentro”, “Estrechame” y “Tortuguita consentida”, donde fino jazz donde suena un terso piano y rotundos metales fortalecidos con violín, por un lado; blues rock clásico que recrea ambiente nostálgico, por el otro; rasgos de bossa nova, en un corte posterior, y riqueza folklórica tradicional que se interpreta con las palmas de las manos entrecruzadas con distintos tonos vocales, respectivamente, son una muestra representativa de la basta música con la cual los oídos entran en contacto. Dominio técnico y contacto con las emociones en estado puro.

Así pues, de le deja al escucha que devele el resto de riqueza y características que contiene Un blues en la penumbra en su generoso conjunto que llega hasta la tinta y el papel.

He aquí una obra con carácter atemporal que edifica un blues renovado y comprometido con la alta calidad.

Por: J. Alejandro Rojas Luna

PD. Vean la entrevista realizada a Tere Estrada para que conozcan de su propia voz detalles fundamentales del trabajo aquí reseñado.