Sin duda, el Synth Fest se ha convertido en uno de los mejores termómetros para medir la efervescencia de la escena Dark en la Ciudad de México. Su cuarta edición sirvió para constatar lo anterior. Poco después de las 8 de la noche, Reverbs, la banda local del cartel subió al escenario para dar inicio a esta celebración obscura. Con un sonido que nos recuerda al After Punk de inicios de los ochenta, los cuatro integrantes demostraron el buen momento que está viviendo esta banda emergente. Destacaron en su setlist “Dime qué” y “Nada”.

Posteriormente tomó el escenario el proyecto canadiense Weird Candle, su propuesta nos transportó al sonido del legendario sello discográfico Wax Trax! con ecos de grupos como Greater than One y My Life With The Thrill Kill Kult. Cabe señalar los excelentes visuales que acompañaron esta actuación.

El tercero en subir al escenario fue Cervello Elettronico que a base de un EBM de bajas revoluciones generó un paréntesis en el festival, que sirvió para que la actuación de Mr Kitty pusiera a bailar a los asistentes con su personalísimo Digital Synth, y nos recordara porque cada vez son más frecuentes sus visitas a nuestro país.

Finalmente, She Past Away; el grupo estelar del cartel impuso sus condiciones desde el principio, complaciendo a sus fieles seguidores que abarrotaron el foro Indie Rocks. Apoyados de su estilizada imagen y sonido contundente, no dejaron duda porque actualmente son unos de los referentes más importantes de la escena Dark Wave a nivel mundial. Con lo anterior, se presenta un reto bastante interesante para la productora Eutanasia, creadores de este festival, ya que tendrán que trabajar mucho para superar esta edición del Synth Fest que fue todo un éxito.

Por: Jacobo Vázquez

Fotos: GG