La cantautora argentina, Sofía Macchi, presentó recientemente “Junto al mar” (Independiente, 2019)su más reciente canción, la cual, sirve como puente de transición entre su primer álbum, lanzado en 2018 y el futuro de su prometedora carrera.

Macchi, ha encontrado poco a poco los medios y las herramientas para amplificar su discurso y para solidificar su estilo, al moverse por terrenos que del mismo modo le llevan a experimentar tanto lírica como sónicamente. A continuación dejamos el testigo de nuestro encuentro cara a cara.

-Círculo Mixup: ¿De que va “Junto al mar”?

Sofi Macchi: Es una canción muy especial para mí, porque es la primero que saco fuera de mi primer disco, que fue Me fui a volver (Independiente, 2018), el cual fui sacando por sencillos, y que salió completo en septiembre del año pasado. Estuve trabajando mi proyecto con esas canciones y con ese disco por 5 años, así que “Junto al mar” fue como aire fresco para mí. Es una canción que tiene más que ver con quien soy hoy y con lo que quiero decir, aunque tampoco es tan reciente, la compuse hace un año en la playa en Argentina. La tuve guardada por mucho tiempo, hasta que me decidí a grabarla.

-CM: Me parece que la canción tiene muchos matices del folclor de todo Latinoamérica ¿Hay algo de ello?

SM: ¡Sí! Creo que tiene que ver que el chico con el que la compuse, es brasileño; la guitarra más que nada trae mucho de Brasil. La produje en Argentina con Emiliano Macchi, un productor, tiene muchos elementos de producción rítmicos, como maracas. La verdad es que intentamos hacer una canción que se diferenciara de mi primer disco. Es mucho más minimalista, es como muy simple, pero el tema lo ameritaba, así como compusimos la canción, no me imagine algo muy grandilocuente ¡Cómo que va sola! Es unas de esas canciones que son lindas para escuchar con guitarra y voz ¡Siempre la sentí así!

-CM: Creo que la letra es hasta cierto punto introspectiva, pero revela mucho de los cambios que has vivido en estos años…

SM: Ya llevo 4 años en México, siento que cada vez me nutro más de muchos artistas de todos lados. De hecho, ahora me familiaricé de nueva cuenta con la música argentina, está empezando una escena muy linda allá, pero la verdad es que me he nutrido de todos lados. Líricamente, es una canción que habla de otro lugar; como artistas, estamos buscándonos todo el tiempo, en este proceso he ido encontrado mi estilo y lo que quiero decir y siento que las canciones que vienen, van hacia ese camino más introspectivo, con unas letras diferentes, porque es mi búsqueda.

-CM: Dentro de una marea de canciones que han tomado como base el cobijo de ritmos como el Reggaetón y el Trap, te sostines con una propuesta concreta, elegante y discreta ¿Es difícil mantenerte alejada de esos ritmos? Me parece que esto es una declaración de principios

SM: La verdad es que es muy natural. No te miento ¡A veces es difícil! Porque me atacan las inseguridades; como que pienso que tendría que hacer algo que quiera “escuchar todo el mundo”, pero he encontrado que no me sale ser de otra forma en la música, más que ser 100% honesta y auténtica. Me enamoro de las canciones que hago, o sea, ni siquiera es como que esté pensando en algún ritmo; de hecho, siento que nunca me clavé en un género, me siento bastante variada y creo que eso es porque hago una canción y me enamoro de ella, obviamente mis melodías y mi voz llevan a que todo se logre de cierta forma. No estoy peleada con los géneros, mucho menos con el Reggaetón ¡Capaz que un día hago una canción! Y digo: “¡Esto me salió súper sabroso!”, me parece que como artista me identifico más con mis melodías y lo que quiero decir, eso soy, aunque me gusta jugar en los géneros. No me cierro.

-CM: ¿Has pensado en colaborar con algún artista del género urbano?

SM: ¡Me encanta J Balvin! Me encanta “Con Altura” de Rosalía. Me parece que también dentro de este género, hay mucha gente haciendo cosas muy cool; también es un género que se está fusionando mucho con todo lo demás, entonces artistas que hacen otros géneros crean fusiones un poco más urbanas y ya como que entra en ese mundo, pero siento que no pierden esa esencia. Creo que conforme pasa el tiempo, los artistas sentimos menos la necesidad de encasillarnos en géneros, hoy en día nos damos más la libertad de jugar con los géneros y la música.

Por: Joel Rodríguez Díaz