• Foals
  • Everything not saved will be lost
  • Warner
  • 2019

Habemos quienes creemos que Foals siempre había sido una promesa sin concretar, ya que si bien a lo largo de cuatro discos previos fueron plasmadas buenas ideas que tomaron camino por veredas de rock del denominado alternativo, mismo que se alternó con ritmos matemáticos, dance punk y pop, lo cierto es que en cada producción hubo algunas canciones poco consistentes que se encargaron de estropear el disfrute pleno de la obra en su conjunto.

No obstante, la experiencia acumulada muestra su mejor rendimiento dentro del ambicioso y actual material que se presenta en dos partes, siendo la actual primera de ellas donde las canciones seleccionadas contaron con generosas capas de sintetizadores y atmósferas que remiten a cuestiones espaciales que estallan a la par de percusiones compuestas por timbales y cencerros; esto en combinación con elementos electrónicos que dan por resultado sonidos tan melódicos como bailables.

Yannis Philippakiscompositor, guitarrista y vocalista de la banda, volvió a encargarse de la producción por segunda ocasión consecutiva, aspecto que denota el ascenso que ha logrado en esta área.

Queda anotado desde ahora este trabajo de Foals entre los mejores de 2019… Y todavía está la segunda parte por venir.

 

Por: J. Alejandro Rojas Luna