Otro Tavella & Los Embajadores del Buen Gusto es el proyecto donde Santiago Tavella cuenta con otra vía de creación que complementa sus inquietudes artísticas que comparte con El Cuarteto de Nos.
Así, platicamos con Santiago en torno a la obra que se manufactura con Otra Tavella, donde el contacto con la literatura es vital, además de detalles de producción en torno al nuevo material que está por ser presentado (al cual incluso pueden acceder las personas que asistan a los conciertos que se realizarán en México), y cuestiones como las canciones que se presentan ante el público, entre otros aspectos.
Círculo Mixup: Santiago, ¿cuál fue el interés de conformar Otro Tavella & Los Embajadores del buen gusto, proyecto que ya cuenta con el LP Fuera de la realidad (2017) y los EPs En el camino de los perros‘(2018) y No me lo perdonaré nunca!! (2019), a lo cual hay que agregar también la trayectoria con Cuarteto de Nos desde mediados de los ochenta.
Santiago Tavella: Durante toda mi vida tuve muchos proyectos aparte del Cuarteto de Nos, tanto en lo musical como otras cuestiones artísticas, y en determinado momento esta etapa surgió formalmente en 2012 con una serie de canciones que no tenían que ver con el rumbo que tomaba el Cuarteto en esos momentos.
Así, para estas canciones, básicamente era yo solo y la guitarrita, después se fue juntando gente representada por músicos de primer nivel, y en algunos lugares se han sumado otros músicos con lo cual se conforman alineaciones distintas. Esto que comento es la primera vez que lo realizaré en México.

Los trabajos más recientes han sido en formato EP, ¿ya te encuentras trabajando en el sucesor de estos materiales?
Sí, tengo material ya preparado donde el elemento aglutinador es la literatura aplicada a las letras, esto partiendo del perogrullo donde una canción es mitad música y mitad letra. A mí me surgió esta inquietud escuchando músicos de diferentes lugares, cuando me me llegaban a decir, refriéndose a las letras: “¿No tienes un amigo escritor que te tire de las orejas?”
Y eso fue lo que hice, salir a buscar reconociendo que de repente lo que falta es crítica y juicio hacia el trabajo que uno hace, hay reseñas, pero no es lo mismo. Así, yo me acerqué a personas que considero importantes para mostrarles el material y conocer si para ellos valía la pena. Eso sirvió para hacer que las letras progresaran, ya que algunos de las personas a las que me acerqué son duras. Eso fue útil y no el halago.
 
¿De que manera se ha trabajado la producción de las nuevas canciones?
El primer disco fue producido por Guillermo Berta, productor con el que teníamos un muy buen acuerdo para lograr un sonido natural sin la parafernalia de arreglar las voces o que los instrumentos sonasen perfecto. Los siguientes trabajos, en la parte de producción y mezcla, los hicimos entre mi hijo Martín, que es mi socio en el estudio que tenemos en Montevideo, y yo mismo. Ahí justo es donde realizamos la producción y las mezclas.
Conforme se integraron los compañeros músicos ellos aportaron ideas para mejorar el sonido final.
Por cierto, estas nuevas canciones, a manera de incentivo para que la gente acuda a los conciertos programados en Ziggy Bar de Monterrey el jueves 28, Foro del Tejedor este viernes 29, y el 30 en Santa Tepoz de Tepoztlán, pueden contar con ellas enviándome a mi Instagram o Facebook una foto del boleto que compraron y yo les haré llegar un link para descargar estos cinco temas inéditos.
 
Precisamente, respecto a estas presentaciones, ¿cómo planeas presentar las canciones, habrá participaciones especiales? Claro sin que develes sorpresas.
Habrá un par de sorpresas vocales y es un concierto donde la idea es reconocer que el protagonista no es uno sino la canción. En ese sentido hay un trabajo de dejar el ego por fuera, no es una cosa fácil porque uno siempre está aprendiendo. A manera de ejemplo tengo el caso de una profesora con la cual me reencontré hace unos años, y a nivel de interpretación me enseñó muchísimo por medio de conceptos donde es necesario olvidarse que uno fue quien escribió la canción. Hacer de cuenta que las canciones no son mías y dejarse llevar.
 
¿Siendo artista independiente cómo es posible para ti desplazarte a otros países con objeto de mostrar tu trabajo?
He encontrado buenos socios, Ángel, el promotor de Monterrey, se la jugó para poder realizar esta presentación. Yo saqué unos boletos de avión baratos donde el único equipaje es una mochilita y a él le encargué que me consiguiera una guitarra. La capacidad de adaptarse es muy importante en esta labor. Así, la apuesta ha sido hacerlo lo más sencillo posible y si las canciones son buenas van a sobrevivir.
 
Mencionas la palabra “adaptarse”, en trono a ella ¿qué destacas del modo en que te ha tocado hacerlo considerando que dentro de la trayectoria que llevas también te has presenciado y participado de la transición de los formatos físicos a los digitales como medio principal de difusión de la música?
Desde que tengo memoria nosotros comenzamos a hacer música con formato físico, y de ello, en 1994, tuvimos el disco que se vendió mucho y nos dejó una ganancia importante, pero nada más. Siempre la ganancia importante ha estado en las presentaciones en vivo, incluso así ha sido desde la antigüedad, porque no fue sino hasta el siglo XIX que la música grabada comenzó a desarrollarse en aparatos de música que registraban alta fidelidad. 
Para el artista el acto en vivo es lo más importante y todo lo demás es complementario. El acto presencial de ver cantar y tocar de ver a un artista siempre es la parte más interesante.
 
Santiago ¿palabras finales para despedirte de esta plática?
Los espero en el Foro del Tejedor este viernes a las 11:00 de la noche, aprovechen la promoción para mandarle las canciones nueves. Y la despedida de esta serie de presentaciones será en Tepoztlán, específicamente el lugar se llama La Santa, será al atardecer, lo cual será un buen marco y previo a regresarme a Montevideo.
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna
 
 
REDES SOCIALES DE OTRO TAVELLA & LOS EMBAJADORES DEL BUEN GUSTO”