Troker cuenta con un recorrido importante haciéndose escuchar por medio de la fusión entre jazz, funk, rock, progresivo, tornamesas y demás elementos que les permiten explorar en el sonido, muestra actual y palpable de ello es el arribo de Imperfecto, quinto álbum de estudio, mismo que reporta incorporaciones notables y novedosas en la identidad de la banda.

De tal modo, tuvimos oportunidad de platicar con Samo González, bajista y co fundador del actual sexteto. 

Círculo Mixup: El título del actual disco de Troker es elocuente, ya que si bien el nivel registrado es alto, también se entiende que estuvieron abiertos a que la prioridad no era alcanzar la perfección. ¿Cómo es el hecho de aceptar que también pequeños errores son parte del proceso de creación?

Samo González: Este disco fue muy platicado por medio de compartir ideas y conceptos para reflejarlo todo por medio de los instrumentos. La principal intención fue reflejar como es la banda en vivo, su naturalidad y potencia. Casi todo el disco está grabado en sesión con la banda reunida o con secciones grandes de los instrumentos para ciertas partes.

Es un disco meticuloso y pensado en los metales, pero a la vez se conservo la naturaleza de dejar registrados algunos errores y accidentes que incluso quedaban bonitos a la hora de plasmarlos en el disco. No hicimos overdubs, ni regrabamos cosas porque buscábamos la naturaleza del sonido. Nos metimos más en texturas, colores y ambientes que en perfección.

Se trata de un disco profundo en cuanto al lenguaje musical e ideas, quisimos transmitir un llamado a temas como la libertad, la humanidad e igualdad. Nos sentimos satisfechos y contentos con el resultado.

Desde que los conocemos el uso de tornamesas ha estado presente, ¿qué les representa esta herramienta dentro de los instrumentos que utilizan? En Imperfecto no pasa desapercibido este elemento.

La tornamesa siempre ha sido un elemento clave en nuestra alineación, desde el inicio de la banda hemos trabajado con dj’s. Es un instrumento al que le vemos muchas posibilidades tanto melódicas, como rítmicas y armónicas, por eso tratamos de explotarlo al máximo. Nos emociona mucho cuando nos metemos en la producción de la tornamesa, porque hay un mar de posibilidades. Es un instrumento natural para el sonido de Troker y nos ha dado mucha identidad, ya que salen texturas que ayudan mucho a complementar lo que va sucediendo con los otros instrumentos.

Este disco en particular fue grabado por DJ Sonicko, que tiene mucho talento y facilidad para hacer las cosas, todo eso lo explotamos y le exigimos con tal de llevarle a lugares que le hicieran esforzarse.

¿De las ideas que ustedes tenían originalmente para su actual material, qué tanto se modificaron cuando entró a participar Alonso Arreola en la producción? Él obviamente mantiene relación con Troker de años atrás, ¿pero les aportó elementos que no habían considerado al inicio o más bien pulió lo que ustedes traían consigo?

Alonso vino a participar de manera muy directa e importante en el disco, desde que tuvo la primera intervención nos dimos cuenta de como él estaba entendiendo nuestra idea y la manera en que quería llevarla a un buen lugar. Obviamente nos ayudó la amistad que tenemos con él de años atrás y eso hizo que se involucrara hasta considéralo también compositor del disco.

Nos gustó mucho trabajar con Alonso, porque es un músico increíble. Para producir este disco y dirigir el timón él fue la persona indicada, ya que con su claridad fue sacado lo mejor de nosotros para conducir el sonido de cada canción.

Quedamos muy contentos con su participación y seguramente seguiremos trabajando con él en el futuro.

¿Cómo sucedió la incorporación de temas vocales para esta ocasión?

Es la primera vez que hacemos temas vocales, cantados, entonces fue muy interesante este reto de pensar que habría una voz hablando en temas específicos. Eso nos empujó a buscar la textura y el color que se aplicaría a la música, tal es el caso del tema “One thousand million eyes” que hicimos con Renee Moi, cantante exquisita de la Ciudad de Mexico, y de quien nos gusta tanto su voz como propuesta. Hace tiempo, cuando la escuchamos por primera vez, pensamos que algún día tendríamos que hacer algo con ella, cosa que ocurrió en este disco.

La otra canción, “Coyote” con Freedom Bremner, vocalista de Screaming Headless Torsos, banda de Nueva York que admiramos mucho, es una pieza donde abordamos un tema que teníamos muchas ganas y consiste en la migración y el desplazamiento a nivel mundial donde hay muchas personas que tienen que abandonar su tierra, familia y hogares, ya sea por violencia o falta de recursos y para buscar una mejor vida. 

Fue interesante como una persona de Estados Unidos y otras de Latinoamérica nos conjugamos para hacer este tema que sentimos que quedó como una obra de arte por todas las voces que mete Freedom en tono de gospel y haciendo un llamado a la libertad por medio de actores involucrados en el asunto. En tanto la base de Troker aporta hip hop y música tradicional mexicana.

Así pues, como siempre sucede con las colaboraciones para nuestros discos, dentro del cruce que ocurre entre ideas y música, ahora este par de canciones con voces vinieron a darle mucho color al trabajo depositado en Imperfecto.

¿Qué determinó para que en “Coyote”, de entre las diversas voces, fuese incluido Andrés Manuel López Obrador y hasta el cuestionable Donald Trump? 

Todas las voces fueron selecciones de Freedom, nosotros no intervinimos en nada, de hecho hasta después nos enteramos que había incluido a Andrés Manuel. Las pasadas elecciones en México incluso todavía no habían ocurrido cuando se hizo este tema.

Pero es muy bonito el discurso que se retoma a favor de nuestros hermanos indocumentados que quieren ir hacia Estados Unidos. 

Y las demás voces son actores políticos favor y en contra del tema migratorio. Nosotros le dimos total libertad a Freedom para abordar esta parte de lírica. Su propuesta para abordar la parte política nos gustó mucho. Fue totalmente su visión.

¿Se contará con Imperfecto en formato físico?

Este disco sale de manera física en ambos formatos, disco compacto y vinilo. Incluso es la primera vez que vamos a lanzar un vinilo de la banda, por eso estamos muy emocionados. Nos gusta mucho el arte hecho por Ricardo Luevano, gran artista de Guadalajara con quien ya hemos trabajado. Él entiende muy bien nuestros conceptos y la música con la que estamos trabajando. Sentimos que éste es un disco que hay que tener en físico por la sensación de abrirlo, ver el arte, leerlo y realizar el ritual de ponerlo en la tornamesa para sentarte a escuchar. 

Nos gusta pensar en la idea de regresar a la época de escuchar una obra completa, porque ahora con la tendencia de los sencillos de consumo rápido en plataformas digitales, pues la gente suele quedarse con la impresión general de los artistas con una sola canción.

Nosotros buscamos lo contrario y que la gente se tome el tiempo para apreciar este disco que está pensado para escucharse completo.

A su vez, el disco se podrá adquirir en los conciertos, nuestro sitio web y las tiendas tradicionales que todavía existen. Ahí estará Imperfecto.

¿Samo, con qué comentario concluyes esta conversación?

Hacerles una invitación los lectores para escuchar más música, en México hay muchas cosas interesantes y no solo la que nos dan los grandes medios o festivales masivos. Hay mucha música creativa haciéndose en nuestro país, por eso hago una invitación a que rompamos las fronteras y nos arriesgamos a escuchar otros sonidos, porque así encontraremos nuevas ideas y pensamientos que seguro van a aportarnos mucho.

 

Por: J. Alejandro Rojas Luna

REDES SOCIALES DE TROKER:

Facebook: /TROKER OFFICIAL/

Twitter: @trokerofficial

Instagram: @trokerofficial

Página web: troker.com.mx