El segundo día del Force Fest, realizado al lado de la ciudad de los dioses, Teotihuacán, fue el más polémico por las cancelaciones de varios grupos que eran esperados como Rob Zombie, Lamb of God, Testament, Exodus Danzing, esto ocasionó que se reprogramaran los horarios de las bandas y los escenarios en los que originalmente se iban a presentar, situación que provocó mucho enfado en los asistentes que esperaban ver a estas bandas.

A pesar de las lluvias y el lodo que complicaron la logística desde el día anterior, la fiesta continuó y fueron los grupos mexicanos, tanto leyendas como nuevos talentos, quienes brillaron con su entrega y calidad en el escenario.

En las primeras horas de ese día, los grupos Diabla Inc. Nunca Digas Muere, The Warning, entre otros, llegaron con ganas de agradar a la gente con su potente música.

El regreso en plan de grande de Kenny y los Eléctricos prendió a los asistentes que se reunieron en gran número para escuchar los temas clásicos y la nueva propuesta que esta legendaria señora del rock presentaba.

En ese mismo espacio de leyendas se presentaron bandas clásicas como Liran’Roll, Charlie Montana, Haragán y Compañía, que también lograron conectar con el público, mostrando todas las tablas que brindan tantos años en los escenarios.

Por otra parte, el grupo tapatío de Cemican, que venía de una exitosa gira por Europa, ofreció la que tal vez fue la mejor actuación del segundo día del Force Fest, con su concepto de combinar instrumentos e indumentaria de tipo prehispánicos con heavy metal, generaron un gran ambiente en la multitud que presenció su acto.

En cuanto a las bandas internacionales sobresalieron las actuaciones del antiguo vocalista de Pantera, Phil Anselmo and the Illegals, así como el otro ex cantante de Twisted Sister, Dee Snider, los siempre cumplidores Anthrax y el headliner esperado Slayer, quienes a pesar de la intensa lluvia cumplieron con una actuación sobria, cerrando así una edición del Force Fest que anunció la reposición de las actuaciones de los grupos que habían cancelado, solo presentando el boleto o pulseras del evento.

Por: Montserrat Gómez

Fotos: Mario González