ENTREVISTA Lo Eterno de La Barranca y su presentación oficial

Durante 2017 La Barranca realizó una serie de conciertos con los cuales la banda conmemoró poco más de veinte años de existencia.
Así, durante este periodo hubo cabida para introducir al público en torno a cosas nuevas que habrían de venir, mismas que derivaron hasta desembocar en el lanzamiento de Lo Eterno (2018), el onceavo álbum de estudio, obra que habrá de ser presentada oficialmente el próximo 18 de agosto en el Auditorio BlackBerry.
Descrito lo anterior es que tuvimos la oportunidad de platicar con José Manuel Aguilera, vocalista, guitarrista, compositor y productor de esta banda que dentro del vasto contenido de sus letras ha clamado tener piedad por las almas humanas que se despeñan en La Barranca.
 
Círculo Mixup: Retrocedamos unos meses, específicamente al 8 de septiembre de 2017, cuando se llevó al cabo en el Teatro Metropólitan el concierto que conmemoró poco más de 20 años de La Barranca e interpretaron los discos El fuego de la Noche y Tempestad, pero dentro del las canciones tocadas estuvo “Cuervos”, la cual anticipaba el álbum actual Lo Eterno (2018).
¿En aquel entonces en qué fase se encontraba el disco, ya estaba completamente definido o todavía requirió cambios significativos hasta el lanzamiento que ocurrió el pasado 8 de mayo?
José Manuel Aguilera: En ese momento del 2017 el disco ya estaba definido e iniciando el proceso de grabación que no nos llevó mucho tiempo porque lo teníamos muy claro.
Esta ese momento algunas piezas ya la habíamos comenzado tocar en vivo, como el caso específico de “Cuervos” que se menciona.
De este modo ya lo teníamos todo resuelto, aunque en el estudio y sobre la marcha, como suele suceder, se hicieron algunos ajustes y modificaciones mínimas, porque la esencia de las canciones, estructura y arreglos en su mayoría estaban definidos.
 
Ante el consumo tan rápido que ahora los escuchas hacemos de la música, debido a las plataformas digitales, ¿qué detalles destacas de este nuevos disco para que la audiencia repare en ellos? ¿Emplearon determinadas técnicas o instrumentos con los que no habían trabajado anteriormente?
Sí, y lo divido en dos planos. En primer lugar, ubicándonos en el concierto que se ha mencionado, y en donde tocamos música que habíamos creado hace más de veinte años, decidimos hacer nuestro encore con una canción inédita, lo cual para nosotros era importante hacerlo así como si se tratarse de una declaración de principios de la banda, esto en el sentido de decirle a la gente: ‘Estamos aquí celebrando esta música que hicimos hace dos décadas, nos gusta compartirla con nuestro público, pero no queremos ser una banda de nostalgia que viva de lo hecho anteriormente sino que somos una que mantiene el mismo espíritu de hacer música”. 
Por eso fue significativo mostrar esa canción nueva y así anunciarle a las personas que estábamos trabajando en lo que sería el siguiente trabajo de La Barranca.
En cuanto al segundo aspecto, este disco cuenta con varias cosas que hicimos de forma diferente, desde la manera de componer y escribir para manifestar intenciones distintas. Por ejemplo, hay algunas piezas donde el proceso que normalmente empieza con guitarra acústica, eléctrica, o a veces con piano (instrumento que no sé tocar, pero me gusta componer en él), ahora lo que hice fue trabajar algunas partes por medio de algunos programas donde uno puede trabajar desde el iPad. Se trata de mecanismos nuevos con los cuales fue posible apoyarse.
Pero una cosa muy obvia es que pasamos de ser cuarteto a quinteto con la incorporación de Yann Zaragoza en pianos y sintetizadores. Ese fue un cambio evidente y muy elocuente gracias a los colores que aportan esos instrumentos a la sonoridad de la banda.
 
Centrémonos en tu instrumento: ¿con que guitarras trabajaste para hacer Lo Eterno? ¿Cuentas con algunos instrumentos que para ti sean indispensables siempre contar con ellos? 
Esto me lo suele dictar la canción, nosotros somos muy clavados en los sonidos de las cosas y a veces nos tardamos más en encontrar el sonido que queremos obtener que tocarlo en sí una vez que ya logramos tenerlo. Haz de cuenta, para una parte de guitarra que podría tardarme unos veinte minutos en grabarla hubo detrás de ella al menos tres horas tratando de encontrar el sonido que quería.
Somos muy específicos con los sonidos que buscamos y muchas veces parten de las guitarras. Para este disco, y como suelo hacerlo, siempre tuve a mi lado una Fender Stratocaster, y también es la que más uso en vivo. Diría que esa es mi guitarra principal, pero en este disco también utilicé una Telecaster y una Gretsch para ciertas canciones, porque tienen colores y tonos diferentes que me obligan a tocar de manera distinta, pero siempre es la canción quien te determina el tipo de guitarra que se utilizará.
 
Las actuales condiciones de la industria musical modificaron la forma como las bandas generan sus ingresos, la venta de discos dejó de ser preponderante, y se consolidaron las presentaciones en vivo, además de tratar de estrechar el contacto con la gente.
¿Cómo te sientes con la posibilidad de contacto que propician los encuentros meet and greet? ¿Qué aprendes o percibes del contacto directo con los seguidores de la banda?
Las nuevas tecnologías de intercomunicación como son Twitter, Facebook, etcétera, han remitido a un tipo de acercamiento entre las audiencias y los públicos de un modo que antes no existía y donde la intimidad se puede compartir. Los meet and greet obedecen un poco a esta tendencia donde la gente quiere tener una relación más personal con los artistas que le interesan. Para mí este tipo de convivencia es una oportunidad de establecer cercanía y conocer de viva voz lo que nuestro trabajo representa para la gente, ya que normalmente las personas aprovechan estas ocasiones para hablarte y decirte las canciones y discos que les gustan, además de las sensaciones que les causaron.
Esto lo veo como la oportunidad de tener una convivencia diferente con la gente que se interesa en nuestro trabajo.
 
Viene una serie de presentaciones de La Barranca, entre ellas el 18 de agosto en el Auditorio BlackBerry de la Ciudad de México. ¿Qué cambios puedes anticipar en relación a lo que presentaron durante 2017? Esto porque, entre otros detalles, aquella ocasión hubo varios invitados en el escenario.
Justo estamos en ese proceso, ya que si bien la banda nunca deja de tocar, porque operamos todo el año, lo cierto es que hay conciertos que se resaltan como el que tendremos en el Auditorio BlackBerry, lugar donde presentaremos oficialmente el disco.
Tendremos nuevos apoyos visuales en video y cuestiones de iluminación. Estamos trabajando para colocar énfasis en el nuevo material y el sonido que ahora estamos proponiendo, esto en balance con las canciones de nuestro pasado por las cuales la gente tiene mucho cariño.
La idea es hacer una arco donde tenga cabida lo nuevo y secciones con todas las etapas de la banda.
Respecto a invitados es muy importante hacer ver una cosa, y con base en remontarnos a los conciertos de aniversario durante 2017, consistente en que éramos una alineación expandida gracias al montón de invitados que tuvimos. 
Pero para este disco tomamos la decisión de no incorporar sonidos que no fuésemos capaces de generar nosotros mismos. En otros momentos y discos de la banda hemos sumado un montón de cosas a la producción y al momento de estar en el estudio. 
Si uno ve la lista de músicos que participaron en nuestro disco anterior, Eclipse de memoria, notará que hay como veinte músicos adicionales, porque había cuerdas, metales, marimbas, pianos, cellos, violines, en fin. Ese disco fue muy orquestal, y ahora, con la intención de no repetirnos, nos fuimos al lado opuesto para ser nosotros cinco quienes tocasen todos los instrumentos que se requirieran.
En congruencia a esa idea es que estamos montando esta puesta en escena musical que responderá a esta directriz creativa.
 
¿En estos poco más de 20 años de trayectoria dónde detectas los pasos clave que ha dado la banda para pasar del inicio con audiencias pequeñas a la posibilidad de escalarlas, poder salir de gira a nivel nacional y después alcanzar la posibilidad de salir al extranjero?
Comentaría dos cosas: una que desde que empezamos con la banda tomamos la decisión de operar y producir los discos de manera independiente, y creo que en ese aspecto somos de los pioneros en el país. A mí me interesaba que final de cuentas nosotros fuésemos los dueños de los masters del trabajo creativo que hacíamos.
Apostar por la independencia en aquel entonces no era el único camino, pero nos acabó funcionando por el tipo de grupo que somos a la fecha y la música que hacemos. Esto no significa que todas las bandas deban seguir el mismo camino, cada una tendrá que encontrar el suyo, pero sí es importante que se hagan preguntas para obtener respuestas, llegar a conclusiones y tomar decisiones que les permitan definir lo siguiente: ‘cómo queremos ser en el presente y cómo nos imaginamos que podríamos ser en el futuro acorde con el tipo de banda que somos y la música que hacemos’. Estás cuestiones deben ser enfocadas también a lo operativo y financiero.
Obviamente no hay soluciones universales, y por poner un ejemplo en boga, se puede decir que aquello que le funciona a Luis Miguel no es algo que pueda funcionarle a La Barranca.
Así pues, cuando comenzamos, quizás no lo sabíamos en ese entonces, pero inclinarnos por la independencia es lo que nos ha permitido sobrevivir tanto tiempo y sin estar amarrados a una disquera donde en un momento dado la banda les pudiese dejar de ser importante.
Y el otro punto que destaco es que operar de manera independiente no equivale a aislarse o tener que hacer todas las cosas por cuenta propia, porque eso es imposible. Tienen que establecerse una serie de alianzas durante los diferentes procesos de producción de un disco y los shows.
 
José Manuel ¿algo a destacar para despedirnos de esta conversación?
Hemos hecho un esfuerzo para que el disco nuevo de La Barranca esté disponible en todos los formatos existentes de difusión de la música. 
Es decir, además de la edición digital, porque el disco ya está disponible en todas las plataformas de streaming, existen también ediciones físicas en disco compacto, cassette y vinil, la cual para nosotros, como músicos que crecimos escuchando viniles, es la que más nos fascina. No es por nada, pero nos quedó preciosa la edición en vinil porque está muy cuidada y fina.
A quien le interesen estos formatos se puede conectar con nosotros a través de nuestra página web: www.labarranca.com.mx 
Ahí tenemos un tienda virtual donde pueden hacer pedir este disco, los anteriores, y les llegará a su domicilio.
Y muchas gracias por el espacio.
 
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna
PageLines