LIBROS Nuestras memorias se unirán a la tuya

El cielo, un espacio atemporal donde todo se percibe y quizá todo se olvida como darle un sorbo al agua del “Leteo”; la inquietud, los 365 síntomas durante cada año sucesivamente hasta descubrirnos en el final, donde el espectro relativo deje introducir nuestras condiciones. Y tal vez un día nos permita controlarlo, tal vez en este momento alguien lo esté haciendo, o lo hará o ya lo hizo, es probable que las tres situaciones simultáneamente.

De imaginar una guadaña que nos lleva por compañía, el sigilo de despertar (si acaso se le puede nombrar así) en otro plano, fuera de esta realidad y preguntarse con desconcierto por qué estamos en este lugar. Durante toda la existencia humana se ha cuestionado que pasa después de morir, a dónde vamos, si hay otra “vida” o simplemente todo desparece; a partir de esas y muchas otras más preguntas se han fermentado ideas y por supuesto más dudas a través de milenios sobre este tema. 

Desafiando ese límite entre la vida y la muerte la narradora y autora de Espérenme en el cielo llega a encontrarse con Manolo y Terenci quienes son los dos mejores amigos de Maruja Torres; ella nos muestra como el amor desinteresado se refleja en la amistad, incluso después de la vida como los sentimientos, recuerdos y anécdotas inundan cada página para ilustrarnos un pasado en la ciudad de Barcelona. Ese pasado donde la infancia era más inclinada a la aventura y al descubrimiento inocente, rodeados por los cinemas de la ciudad van sumándose a cada referencia de un filme que en su momento lo disfrutaron y sellaron ese momento en ellos. 

Maruja Torres (Barcelona, 1943) es una de las periodistas más reconocidas de España. Ha publicado dos novelas de humor, ¡Oh, es él! (1992) y Ceguera de amor (1994), un libro de viajes, Amor América (1994), y la recopilación de artículos periodísticos Como una gota (1996). Su novela vagamente autobiográfica Un calor tan cercano (1997) y sus memorias como periodista Mujer en guerra (1999) alcanzaron gran éxito de público y crítica. Con Mientras vivimos, la novela que le valió el Premio Planeta en el año 2000 y llegó a medio millón de lectores, Maruja Torres se consolidó como una de las novelistas más destacadas de nuestros días, hecho que revalidó con Hombres de lluvia (2004) y La amante en guerra (2007). En 2006 recibió la Medalla de Oro a las Bellas Artes por su contribución a la cultura. 

Espérenme en el cielo fue publicado a través del sello Booket de Editorial Planeta en México el 15 de febrero de 2018 y en España en febrero de 2010; resultó merecedora del Premio Nadal en el año 2009 y es homenaje a sus grandes amigos Terenci Moix y Manuel Vázquez Montalbán.

Su última novela, Fácil de matar (2011), supuso su primera y exitosa incursión en la novela negra. Columnista habitual de El País y adicta de la red 2.0, su blog tiene más de cien mil usuarios únicos y recibe cerca de cinco mil visitas diarias. Se dedica al periodismo desde los 19 años, pese a no tener formación académica en dicho campo comenzó su carrera periodística de la mano de la escritora Carmen Kurtz como secretaria de redacción en el diario La Prensa. Ha sido corresponsal de guerra en el Líbano, Panamá e Israel y ha cubierto muchos grandes acontecimientos de la historia contemporánea. Reside en Barcelona y desde el 25 de octubre de 2013 escribe su columna de opinión en el diario.es.

De este modo, la autora ha logrado más que un esbozo de un retrato a pertenecer en un momento una y otra vez, simulando como una eternidad puede parecer un castigo para quien se encuentre en dicha situación; sin embargo tener la posibilidad de hacer cambios a placer y pasear por el mundo durante un instante o un infinito de tiempo con los amigos que fallecieron antes seguro es mejor que la propia vida; es despegar en una alfombra que te puede llevar a cualquier punto, visitar durante momentos largos las mejores ferias del libro, cambiar el atuendo físico como personajes épicos e icónicos para volver a ver una y otra vez las mejores películas.

Tal vez en algún momento deje de palpitar la interrogante en la humanidad del más allá; mientras tanto Maruja llegando a esa recóndita área ignota y logra descubrirse admirada por sí misma en un lugar donde puede navegar entre el conocimiento y las sensaciones acumuladas en su vida, donde también somos cómplices de conversaciones que mantiene con Lucifer (Lucy, para ella), y nos ilustra los paisajes de tierras que antaño visitó con la sublime sensación de estancia a su lado.

Es cierto que la experiencia con la muerte es única en cada situación, aunque pueda repetirse cuando personas que amamos poco a poco comienzan a desaparecer en este mundo, lograr sentir y pensar que no hay reparo para ello aunque se desee; llegar en un lapso donde en vez de seguir jugando sólo continuamos con nuestros días como autómatas dando cuentas a la rutina y dejando el descubrimiento a un lado de nuevas experiencias, ser el errante en un ciclo infinito sin evolución y cada vez más decepcionante por el tic tac de las manecillas un reloj. 

Hasta que comencemos sólo a recordar lo que podamos del pasado, de las décadas atrás donde apreciábamos un ligero brillo cálido y suspirar no por lo hermoso que fue, sino por la tristeza absurda de no poder repetirlo, y así sucesivamente hasta que no recordemos más. En esta obra nuestra autora converge en las líneas que divisan el horizonte del deseo, un placer que no sabíamos que teníamos hasta que se perdió por la mano del tiempo y el guirigay de nuestra mente. Y así Maruja Torres es reclutada por el par de sus mejores amigos que logran ver el pensamiento de ella cada vez que su suspiro memorial va a dar a luz; es por ello una de las razones que ellos la han llevado al más allá, un propósito que ella aún con el suave perfume terrenal que conserva les ayuda a rastrear y “vivir” en la muerte nuevamente en el barrio de su infancia, donde los aromas, los sabores, el gusto que absorbe su retina y las figuras de viejos habitantes le dan pasividad y tranquilidad para retener lo que ya con el tiempo de su muerte habían olvidado, el tiempo que para ellos allá es una eternidad y para Maruja y nosotros sólo son unos cuantos lustros.

Por: Alan Garay

Fecha de publicación: 15/02/2018 | ISBN: 978-607-07-4350-4 | Código: 10194569 | Formato: 12,5 x 19 cm. | Presentación: Rústica sin solapas | Colección: Novela | Sentido de lectura: Occidental

PageLines