Lo que debes saber antes de ver este filme (sin spoilers)

Solo: a Star Wars Story (Howard, 2018); es una película que muestra el origen incierto del conocido héroe, gatopardeado como antihéroe, Han Solo, desde su orfandad en las calles de un planeta caótico industrializado, hasta sus primeras aventuras como ladrón y contrabandista, incluyendo detalles desconocidos pero que también caen en lo irrelevante.

Verás muchos disparos láser al aire, corretizas, naves, apuestas, mentiras y trampas. Pero, sobre todo verás la misma historia que ya conoces, contada una vez más, no sólo sobre el personaje Solo, sino sobre la franquicia que desde hace cuarenta años no hace sino reiterarse para regocijo de sus seguidores, a costa del regocijo de sus seguidores.

Lo que pudiera generar una sana discusión (sin spoilers)

Star Wars no es ciencia ficción, nunca lo fue y nunca lo será no importa cuántas veces se vuelva a contar sobre sí misma, como ouroborosque se come y vomita su propia cola. Entonces ¿a qué genero pertenece? Ahí una aportación interesante de la película original (Lucas, 1977), la cual está catalogada por el sitio IMDb como “acción, aventura, fantasía”.

Por un lado, contiene la historia de una joven princesa rebelde que es acosada por un emperador malvado de malolandia y sus malvados operadores como Darth Vader. Por otro lado, hay un joven huérfano cuyo pasado es incierto, que se dedica a trabajar para su tío en una granja pero que siente que su destino está en otro lugar por lo que aspira a alejarse de su realidad para vivir aventuras en el espacio.

El joven recibe un mensaje de auxilio de la princesa y decida acudir en su ayuda, apoyado por un viejo monje y ermitaño quien a su vez le revela al joven que de hecho sí está destinado a tener sus aventuras y a ser un caballero, ya que es heredero de una familia de renombre, una espada y el acceso a poderes. Hay chorrocientosde leyendas medievales (y pre medievales) que cuentan esta misma historia o paquete de historias, por no decir poemas épicos, cuentos y grandes historias transmitidas con la forma del “mito arturiano” de “el elegido” y “la princesa en desgracia”.

Sin embargo, Star Wars decidió y defendió mezclar estos estereotipos con… un western: escenarios desérticos (el planeta Tatooine), que además contienen una cantina llena de malandros, en la cual los aventureros contratan los servicios de un contrabandista, al que sólo le falta el sombrero de vaquero, para que los ayude a llegar a su destino, un tipo llamado Han Solo. Lo demás ya se sabe.

Contar la historia de Han Solo, antes del Episodio IV, prometía una vuelta a ese intento por sacudir géneros y combinar estereotipos. Y lo logra, aunque el resultado en entretenimiento pudiera no ser tan exitoso.

En esta ocasión combina los elementos de western: asalto a un tren, equipos de forajidos que enfrentan a otros forajidos casi con aspecto de nativos americanos, la imperdible cantina llena de malandros donde se puede contratar a contrabandistas y se juega a las cartas, un maestro pistolero que forma a su joven aprendiz.

Así como elementos del cine negro o film-noir: un personaje femenino en desgracias que resulta ser una mujer fatal, un magnate de negocios ilegales que necesita quien se ensucie las manos por él, giros en la trama alrededor de las lealtades de cada personaje como motor de traiciones, sin olvidar un contexto de pobreza y depresión económica con el cual se justifica el uso de “la ley de la calle”.

Tanto para el western como para el film-noir el antihéroe funciona de maravilla, baste mencionar ejemplos como Unforgiven (Eastwood, 1992), Il buono, il brutto, il cattivo(Leone, 1966), Out of the past (Tourneur, 1947), Chinatown (Polanski, 1974), entre muchas otras joyas cinematográficas que no temieron llevar a sus personajes hasta las amargas consecuencias de sus actos.

Aunque hay que reconocer que, para complacer al público, el antihéroe de chocolate también funciona, es más, para esos casos mejor aún si es de chocolate para que se produzcan más secuelas y precuelas y precuelas con secuelas o como sea la cosa hoy en día. 

Por: Víctor De Lucio @elipsigrafo

FICHA

Título: Solo: a Star Wars Story (EUA, 2018)

Director: Ron Howard

Guion: Jonathan Kasdan y Lawrence Kasdan

Fotografía: Bradford Young

Actores: Alden Ehrenreich; Woody Harrelson; Emilia Clarke; Phoebe Waller-Bridge; Paul Bettany; Warwick Davis