ENTREVISTA Sonido La Changa, 50 años de historia

Todo empezó cuando Ramón Rojo se hizo de sus primeros discos en formato de vinyl. Sus tíos habían comprado un lote de acetatos usados, mientras que Ramón intercambiaba ropa por discos en distintas zonas de la ciudad. Los primeros discos fueron de la Sonora Matancera, Celia Cruz, Daniel Santos, por citar algunos Sonideros.

De este modo, además de bailar, Ramón Rojo vendía LPs y ponía música en su puesto en Tepito hasta el día en el cual una señora de la colonia Clavería, en Azcapotzalco, le preguntó que cuánto cobraba por rentar su tocadiscos para una fiesta, él improvisó una cifra y dijo: “25 pesos… más el pago del taxi”. 

Ese fue el inicio del ritual para la persona que creó el Sonido La Changa y comenzó a poner música por medio de acetatos en tardeadas de las vecindades del Centro de la ciudad.

Es así que el fenómeno de la discoteca móvil creció y se convirtió en una institución al punto que de pronto Sonido La Changa ya realizaba docenas de presentaciones en el interior del país, mismas que lo llevaron al nivel internacional cuando en 1994 un promotor de Los Ángeles lo contratò a él y su equipo para tocar en el Hollywood Palladium. Por cierto, Rojo y su staff no tenían visas de entrada a Estados Unidos, así que pasaron de ‘mojados’, acción que demuestra que al Sonido LChanga nada lo ha detenido y por eso ha llegado a lugares como Las Vegas, Chicago o Portugal, y próximamente lo hará en El Plaza Condesa de la Ciudad de México.

He aquí las palabras de Ramón Rojo:

Entrevista: Ricardo Martínez Jiménez.

Texto: J. Alejandro Rojas Luna

PageLines