ENTREVISTA Monstruos del Mañana, extrañas criaturas que suenan a rock, ritmos tropicales y latinoamericanos

Entre la imaginación y los lugares reales habitan monstruos provenientes de un futuro cercano, uno donde la psicodelia tropical se conjunta con rock y sonidos latinoamericanos.
De tal suerte, platicamos con Rodrigo Martínez Torres (voz y sintetizador) acerca de la labor que requirió materializar el álbum debut de la banda.

¿Dónde se localiza la formación musical de la banda, en la academia o la práctica autodidacta?
La banda se consolidó en la Escuela de Arte de Florencia… que está al sur de México (risas). Ahí nos conocimos Melisa Castellanos (percusión y voz), Nicolás García Lieberman (batería y voz), Claudio Aguilar (guitarra) y yo, mientras que de Enrique Provencio (bajo) soy amigo desde el kínder y siempre hemos tocado juntos.

¿Qué tuvo que ocurrir para que a pudiese surgir un proyecto como Monstruos del Mañana? Esto porque se trata de un conjunto que combina diversas músicas, mismas que van desde ritmos latinoamericanos al rock, el funk y la psicodelia, entre diversas cosas más.
Se trata de composiciones que escribí a partir que saqué un EP en inglés que se llama Tropical Dystopia, esta fue una etapa temprana del proyecto. Pero los sonidos en torno a lo que trabajamos esta ocasión se lograron porque quisimos definir una identidad latinoamericana y hacerlo de forma honesta. Ahí fue el momento en que decidí escribir todo en español, pero con base en música muy rítmica, con groove.

El groove latinoamericano es riquísimo, hay muchísima música con gran ritmo y que se hace al sur del continente, misma que mezclamos con influencias anglosajonas. Por ejemplo, si pienso en una sección para la guitarra me gusta incorporarle muchos pedales e igual sucede con el bajo.

También nos hemos basado en realizar giros a la música que hacemos como sucede en la canción “Los Ahogados”   donde a partir de una chicha peruana incorporamos house. Y con el tema “Cienfuegos” me imaginé un bolero, pero con la fuerza desgarradora y distorsión que te puede dar una banda de rock.

Pregunta de contexto: ¿Cómo evalúas la escena actual en México, como país, no solo la Cuidad de México, para una proyecto con sus características? 
Actualmente hay proyectos que están recontextualizando la música tropical en México, cada quien con sus influencias. Centavrus, Sotomayor y Sonido Gallo Negro, entre otros.

Así pues, a nosotros nos interesa ser parte de esa identidad tropical latina, porque consideramos que podemos enriquecerla. Me gusta pensar en llegar al momento en donde haya un festival donde abra Monstruos del Mañana, prosiga una banda de salsa y se cierre con un sonidero.

El disco debut será Tenquén, pero previo a él está el EP Tropical Dystopia (2016). ¿Cómo le describes a la gente las diferencias entre uno y otro trabajo?
A veces sentimos que ese EP no es parte integral de Monstruos del Mañana, sino que es un proyecto alterno mío, pero sirvió para reflejar evolución. En aquel disco éramos una banda con integrantes diferentes y ahora somos tres cantantes, además que hay guitarra, bajo y batería ejecutando ritmos latinos. Ahora el proceso de composición suele partir de algo que escribo y se lo muestro a la banda, quienes van enriqueciendo el trabajo con sus ideas. Es un proceso muy sano y enriquecedor donde todos nos involucremos y nos abrimos al diálogo.

Cabe destacar que en este disco montamos una composición del papá de Nicolas, el bajista, y también musicalizamos un texto que mi familia encontró en un cuaderno de mi abuelo fallecido hace algunos años.

También contamos con colaboraciones especiales que nos emocionaron mucho. Invitamos a Jacobo Lieberman a grabar una sierra musical, a Leonardo Heiblum a tocar la tabla de la india, a Santiago Mijares de Big Big Love a cantar unos coros, además de Pablo Chemor, un actor , maestro y mentor de la vida el cual nos acompañó con el acordeón. Igualmente tenemos participaciones de amigos que grabaron saxofón, clarinete, trompeta y tuba.

Ha sido un proceso de evolución y hemos visto que somos un poco maximalistas, porque queremos meter de todo a las canciones y hacer arreglos interesantes, esto porque todos somos compositores de formación.

¿Dónde se ha produjo el disco?
La producción corrió a cargo de nosotros de manera independiente y lo grabamos en SONUS, un estudio ubicado en la Narvarte, con Emiliano González de León, primo de Nicolás, con objeto de mantener el proyecto dentro de la familia.

Lo grabamos en el verano de 2016 y lo mezclamos durante 2017, siendo Claudio el encargado de ello.

¿Hay todo un concepto para Tenquén, qué representa es palabra y el resto de los elementos del álbum?
Es una isla inventada por mí porque el disco toma el  concepto de que cada hombre es una isla que va a la deriva, como si en sociedad fuésemos un archipiélago, pero individualmente somos islas que nos vamos disolviendo hacia la nada.

Cada rola tomó como influencia un país latinoamericano. “Los Ahogados”, mencionada previamente, se influenció de Perú con la chicha.

Al respecto, para asignar los títulos a las canciones investigué nombres de islas, playas, cayos o cenotes ubicados en esos países y el nombre que más me gustaba es el que seleccionaba. Así pues, la isla Los Ahogados le dio el nombre a la canción y lo mismo sucedió con Cienfuegos, ubicada en Cuba, lugar donde además nació el bolero.

“Tenquén” es el único sitio inventado y donde del narrador de la historia le da sentido al resto de las canciones, esta es la canción con la que abre el disco y después nos vamos “Charigüé” en Argentina, donde el sonido es de cumbia electrónica. “Quitasueño”, por su parte, representa a Colombia. Sigue “Lixo Do Pacífico”, título en portugués que se asocia con la samba de Brasil. Y acabamos en “Juchitán”, Oaxaca.

¿Cuáles son los instrumentos musicales de batalla de la banda?
Para las cuerdas Chencho, en el bajo, y Claudio, en la guitarra, usan Fender con Telecaster. El bajo es un Jaguar. Chencho lleva varios años explorando en los pedales al grado que a veces su sonido puede parecer de sintetizador. Eso nos aporta versatilidad, porque yo soy quiene se encarga precisamente de ese instrumento y eso nos permite intercambiar roles donde Claudio y yo podemos tocar bases de bajo mientras que Chencho improvisa como si fuera el guitarrista.

El proyecto no podría haberse dado sin el Ableton Live, software donde empecé a editar audio y grabarlo. Lo uso en vivo y es donde tengo todos los sonidos cargados. Lo utilizo como un controlador Akai, lo cual que está increíble porque puedo cargar muchos sonidos, samples y efectos que puedo prender y apagar. Y todo ocurre en un mismo teclado. Es un muy buen controlador midi.

Se trata pues de un software que le dio vida al proyecto y lo quiero incorporar cada vez mas a nuestro set en vivo. Lo he platicado con Nicolás para que se ponga los audífonos y así pueda soltar secuencias, además del sonido de la batería convencional. Con él sus herramientas de batalla son sus bongos y timbales, cencerros, mismos que definen su batería. Nicolás tiene influencias del baterista de Los Piratas de Colombia, quien es como una orquesta por sí solo.

¿Todavía confían en el formato físicos para plasmar el trabajo que realizan? 
Claro que sí, ya que justo al momento de esta entrevista el disco se está maquilando, para nosotros es un regalo. Sin duda las herramientas digitales son obligadas para trabajar con ellas en vista de la posibilidad que dan de ser escuchados en México y países como España. Al respecto, podemos estar al tanto de ello y eso nos pone muy felices.

Sin embargo, este un trabajo que nos tomó dos años realizar, y yo, como compositor, llevo cuatro años trabajando en torno a los temas, además de la composición del papá de Nicolás que se hizo hace 20 años. Nosotros lo vemos como un trabajo que requirió mucho esfuerzo y por eso tenerlo físico es muy importante, desde su portada hasta el arte en su interior.

Tocante al video ¿les gusta esta parte del trabajo para difundir la música?
Mi hermano es quien ha hecho nuestros videos y tenemos dialogo muy cercano con él porque incluso fue guitarrista de la banda al inicio. En este sentido, no ha sido cuestión de adaptarnos sino dialogar con alguien que es parte de la banda.

¿Cuáles son las fechas importantes más cercanas para monstruos del Mañana?
Tenquén se lanzará al 1 de mayo y después viene la presentación del 19 de mayo en el Festival Marvin, así que tenemos buenas expectativas con ambos acontecimientos para la banda.

Hemos llegado al final ¿algo con lo que te gustaría despedirte de esta conversación?
Que nos den play y follow en nuestras redes sociales… Y qué viva el rock.

Por: J. Alejandro Rojas Luna

Band Camp: monstruosdelmanana

Facebook: /monstruosdelmanana/

Twitter: @MonstruosManana

PageLines