Marissa Meyer cuenta con una virtud dual: es una escritora localizada entre las mejores vendedoras de libros enfocados a los lectores jóvenes, aspecto complementado con el buen nivel de prosa con que cuenta para narrar historias donde sus personajes se mueven en mundos donde la imaginación debe emplearse al máximo, además que deben enfrentar retos formidables.
Descrito esto, ahora toca el turno de Renegados, el inicio de una nueva saga donde los superhéroes y sus contrapartes son los protagonistas, situación que abrió la posibilidad de platicar con ella acerca de relación con el ámbito de los cómics y todo aquello que participó en al concepción de esta nueva historia.
Marissa Meyer con ustedes:

Círculo Mixup: Marissa, ¿cuál es tu definición particular de los superhéroes? Esto porque desde que su figura surgió a finales de la década de 1930 hay quienes los consideran mitología moderna. ¿Estás de acuerdo con esta idea?
Marissa Meyer: Absolutamente puedo ver donde se distinguen los paralelismos entre los superhéroes modernos y la mitología clásica. Como humanos, nosotros estamos fascinados con la idea de la gente que tiene habilidades y poderes que van más allá de la realidad, y eso lo hace una fantasía irresistible, sin importar el periodo en donde estés viviendo. ¡Pero hay una distinción! Veo que, en mucha de la mitología, los dioses y diosas estaban realmente preocupados acerca de la situación de los humanos promedio, mientras que los motivos de muchos de los superhéroes del género gira alrededor de la responsabilidad que ellos tienen de enfrentar para proteger al débil y servir a la justicia. Hay expectativas, por supuesto, pero a mí me recuerda el corazón de la historia de los superhéroes, seres que han sido dotados con poderes extraordinarios y deben decidir si los usarán para el bien o el mal.
 
Para empezar esta esta nueva saga con Renegados, ¿de dónde vinieron las mayores influencias y figuras paradigmáticas?
Tuve mucha inspiración de de mis series favoritas de superhéroes. X-Men fue grande para mí conforme crecía y quise que Renegados tuviera el mismo sentimiento de un mundo en el cual los superhéroes (o prodigios) son abundantes, pero no son completamente aceptados todavía. También utilicé Gotham City de Batman como escenario de inspiración, además que muchos temas de Avengers y Spiderman son influencia en el libro también. Y no pude evitar ser inspirada por Sailor Moon, que fue uno de mis más grandes amores como adolescente. Una de las cosas que más amé de Sailor Moon fue el continúo conflicto rodeando a las identidades secretas y los alter egos, y que en el caso de Renegados ambas situaciones juegan un gran rol e introducen un elemento romántico divertido.
Cuentas con la novela gráfica con Wires & Nerve (2017), así que has tenido relaciones con los cómics incluso antes de de haber comenzado a escribir Renegados. ¿Coleccionas cómics? ¿cuentas con algunos tesoros?
Oh sí, comencé leyendo los cómics de los X-Men de mi hermano cuando era niña, y después, como adolescente, mi mejor amiga me introdujo al manga japonés, y eso solidificó para siempre mi amor po las novelas gráficas. Aunque ciertamente yo no soy una coleccionista die-hard (alguien dispuesta a hacer lo que sea) de cómics como muchos amantes del género que sí lo son, encontré mucho aprecio por el género y espero continuar escribiendo novelas gráficas como una parte constante de mi carrera. Y entre mis tesoros personales, aún tengo el primer manga de Sailor Moon que compré cuando tenía catorce años. Ese manga retiene muchas memorias de aquella época de mi vida.
 
¿Cuándo comenzaste a crear Renegados, y como defines el tono que querías capturar para esta ocasión? ¿Y dónde empezaste a construir a Nova? la cual es uno de tus dos personajes centrales.
Comencé a escribir Renegados alrededor de 2014 (¡creo!), pero era un libro completamente diferente en ese entonces al que después se convirtió. Mucha de la trama se centraba alrededor de la rivalidad entre dos escuelas -una para héroes y otra para villanos- y una chica llamada Clara, quien quedó atrapada en medio de la situación. Clara era el personaje principal en ese momento, ¡pero incluso ella no logró llegar a la versión final del libro! (aunque después su personaje inspiró a Thunderbird, uno de los miembros del Concilio de Renegados).
Adrian y Nova también fueron personajes de la historia en esa etapa, pero ahí eran personajes menores que no se suponía que se volverían importantes hasta después en la serie. Nova entonces tenía un poder diferente… ¡de hecho no tenía poder! Ella era más un tipo de inventora, similar a Batman, quien usa sus invenciones para darse a sí misma extraordinarios talentos.
Ella ha cambiado mucho, y en el curso de rescribir y revisar el libro se volvió más interesante y compleja como si yo hubiera descubierto más acerca de su historia anterior y lealtades. El tono del libro también cambió drásticamente desde los borradores iniciales. El primer concepto del libro era mucho más ligero, con un montón de sarcasmo y referencias de cómics, como si tratara de pagar tributo y dar diversión a las tropas tradicionales que siguen el género. Pero esa vibra nunca se sintió bien para el libro, y se volvió en más obscuro y crudo en la versión final, lo cual le quedó mucho mejor a la historia que quería contar.
¿Qué tipo de investigación, además de los cómics, hiciste para escribir este nuevo libro y cambió la idea que tenías de los superhéroes después de terminar esta primera parte de la saga?
Uno de los elementos de la trama a los cuales dediqué mucha investigación fue al concepto de anarquía. Investigué varias etapas de la anarquía a través de la historia para conocer qué las había causado y que pasa cuando una sociedad es arrojada hacia ese estado, y también indagué acerca de porqué determinadas personas apelan a ella. Quise saber si realmente sería posible que un estado de anarquía pudiera florecer, tal y como sucede con los Anarquistas en mi libro. Hacia el final, no estoy segura que mis ideas acerca de los superhéroes hayan cambiado durante la escritura de Renegados (¡aún los amo tanto como lo hacía antes!), aunque ahora tengo mayor apreciación de los supervillanos. Creo que hay una suposición de que si alguien recibe suprpoderes, entonces se tiene la responsabilidad de usar esos poderes para ayudar a los otros, pero escribir este libro me forzó a cuestionar la validez de esa creencia.
 
Actualmente consumimos los medios de comunicación demasiado rápido, y los libros no son la excepción, ¿qué detalles finos le destacas a la gente acerca de Renegados para que se les ponga atención?
Hay ciertos detalles en el libro que representaron mucha diversión escribirlos, especialmente con guiños en varios poderes. Por ejemplo, amé incluir un personaje menor que puede hacer que sus creaciones de origami cobren vida, y otro que es completamente de cristal, ella con su cuerpo puede crear un prisma de arcoiris. Esos detalles fueron divertidos para mí incluirlos como escritora, y espero agregar más que sean interesantes a este mundo. Pero principalmente espero que los lectores se queden con una impresión general de la historia y haya logrado que se conectaran a la trama manteniéndolos en suspenso y emocionados, si eso sucede pienso que habrá sido un éxito.
 
Desde la saga Crónicas Lunares eres una escritora de nivel internacional, y para este nuevo libro sabías que tu libro sería traducido y distribuido a otros países. Sabiendo eso ¿cómo fue tu aproximación para escribir esta nueva novela?
Trato de no pensar mucho acerca de los lectores cuando estoy en el proceso de crear un libro, ya sea a nivel internacional o aquí en Estados Unidos, porque encuentro que crea mucha ansiedad para mí si comienzo a visionar que cada libro será leído por cientos de miles de personas alrededor del mundo.
Cuando estoy escribiendo, trato de de mantenerme concentrada en lo que la historia necesita e intento escribir algo que yo misma pudiera disfrutar leyendo, y entonces espero que eso pueda encontrar su camino hacia las manos de los lectores en todos lados y puedan sentirlo del mismo modo.
Dicho eso, ocasionalmente me encuentro a mí misma preguntándome acerca de como ciertas cosas fueron traducidas, siempre me fascino cuando cosas como nombre y títulos son cambiados en otro idioma. Tengo mucha admiración por los traductores y el modo como tienen que trabajar tan duro para preservar la integridad del trabajo, además de hacer accesible el material para los nuevos lectores. ¡Eso no puede ser un trabajo fácil!
 
¿Cómo es ser escritora durante esta administración Trump? Esto porque desde tus anteriores libros cuentas con personajes que pelean contra el sistema. ¿En Renegados hay sutiles referencias al momento político actual?
No estoy segura que el clima político actual haya impactado en el tipo de historias que estoy contando, después de todo, ¡escribí acerca de revoluciones políticas, guerras y prejuicios también durante la administración Obama! Además, los temas del control gubernamental, opresión, levantamientos y derechos humanos, son tópicos que siempre han sido explorados en la ficción popular. Dicho eso, al actual clima de odio, desconfianza y dimes y diretes infantiles (los cuales, para ser honesta, veo que ocurren en ambos lados del pasillo) ha reforzado en mí cuan importante son los libros y el contar historias, particularmente para futuras generaciones. Creo que la cosa número uno que debemos hacer para mejorar nuestra sociedad y el mundo es construir empatía hacia los otros seres humanos, y leer es una las las primeras cosas que podemos hacer.
Cuando nosotros leemos acerca de gente quien mira y habla diferente a como lo hacemos nosotros, o vienen de diferentes contextos y experiencias, además que abrazan creencias diferentes, nosotros nos obligamos a ponernos en sus zapatos y ver el mundo a través de sus ojos. De esta manera nosotros aprendemos que no somos tan diferentes después de todo. Todos queremos las mismas cosas: amar, ser amado, cuidar de nuestras familias, vivir felices, vida saludable. Cuando dejemos de ver a la gente como “Nosotros” y “Ellos”, podremos empezar a trabajar juntos para resolver nuestras diferencias. Libros y escritores pueden propiciar ese cambio.
 
¿Cuál es la mejor manera de construir un cliffhanger*? Esta vez dejaste a los lectores con una expectativa alta para la siguiente parte de la saga.
Tengo una relación amor/odio con los finales cliffhanger. Como lectora, yo los odio, porque vuelve duro tener que esperar hasta la siguiente entrega. Pero como escritora, ¡por supuesto que los amo! Cuando estoy escribiendo una serie siempre trato de terminar con un gancho. Una gran pregunta abierta, la revelación de un secreto, o un giro argumental gigante. Quiero dejar la impresión en los lectores justo en el fin, y espero que cuando el siguiente libro llegue ellos vayan a correr a las tienda a comprarlo. Creo que el peor sentimiento que puedes dejar en un lector es la indiferencia. Incluso si odian que los dejes con un cliffhanger al menos están sintiendo algo, y para mí, esa siempre es una buena señal.
 
Al momento de realizar esta entrevista Renegados todavía es nuevo, y coincide con que esté año visitarás México, ¿hay algo que te gustaría decirle a tus lectores?
Sí, estoy muy emocionada de ir a visitar Mexico este otoño, y espero conocer muchos lectores cuando esté allá. Únicamente quiero agradecer a los lectores por elegir mis libros y sinceramente espero que esten disfrutando leer Renegados… y, por supuesto, ¡espero que también amen la secuela Archenemies/Archienemigos!
 
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna
Foto: Julia Scott
Agradecemos a Vergara & Riba Editoras por el apoyo para la realización de esta entrevista.
 
 
* Cliffhanger: concluir una parte de la historia en un punto climático. Nota del autor.