ENTREVISTA Urcid & The Macizo: rock, blues, jazz, pop y aspiraciones compartidas para destacar en la escena nacional

El año pasado Urcid & The Macizo, quinteto de la Ciudad de México, debutó su álbum homónimo, uno donde elementos de rock clásico, blues, jazz, pop y reflejos bailables se combinaron para darle identidad a este proyecto del cual platicamos con Fer Urcid (voz, guitarra) acerca de la manera en que se ha trabajado para sostener y hacer visible la banda ante el público y los medios de comunicación, aspecto singular porque incluso el grupo se ha hecho de la oportunidad de tocar en España.

Descrito lo anterior aquí comienza la conversación: 

Círculo Mixup: ¿Fernando, podrías ubicar cuándo comienza tu acercamiento a la música y también la procedencia del resto de la banda antes de armar Urcid & The Macizo?

Fernando Urcid: Yo me acerco a la música desde los 13 años al  interesarme en la guitarra, instrumento que desde entonces nunca he soltado. Y mi formación inició siendo propiamente autodidacta. Con el paso de los años, al tener edad suficiente para decirle a mis padres que quería dedicarme a la música, obviamente pasamos por la controversia familiar donde acordamos que me apoyarían, pero con la condición de estudiar también otra carrera. Fue así que hice el examen para la UNAM e increíblemente lo pasé, pero solo fui la primera semana para dedicarme a estudiar música en otro lado. Después, cuando mis papás fueron a pedir mis resultados a la UNAM para ver cómo iba, allá les informaron que nunca había ido. Y cuando acudieron a la escuela de música se sorprendieron que allá le estaba echando ganas.

Respecto a la banda, Brian estudió en la Superior de Jazz y también ha hecho música para videojuegos, entre otras cosas. Xóch, si bien no estudió en alguna academia, es actriz y trae las artes escénicas como algo muy clavado en su desempeño, cuestión que se complementa con que ella toca la guitarra y canta muy bien. Es una pieza importante porque aporta aire diferente. Benji, el bajista, estudió en el conservatorio, es un poco más clásico y orientado al jazz. Evél es el más autodidacta de todos y brilla por tener ese carácter. Somos una banda súper camaleónica donde nos juntamos distintos tipos de músicos a hacer música y eso nos da otro valor.

Y el grupo en sí se armó porque yo ya llevaba tiempo haciendo música sin la finalidad de promoverla, cosa que llegó al punto en que me enfoqué en el estudio de grabación y la producción, no obstante, todo ese tiempo estuve componiendo diversos géneros musicales.

En mi ensimismamiento un día me harté de estar solo en el estudio y comencé a salir para conocer gente. Así, casi como si estuviese predestinado, conocí a Benji por medio de un amigo, jameamos un día y conectamos de inmediato. Evél es alumno de un amigo, lo escuché, lo invité a tocar con nosotros y los tres hicimos jam con nuestra batería, bajo y guitarra. A Xóch la conocí por la música en algunas obras. Y, Brian, al tocar con otros amigos, fue como se le hizo la invitación.

¿Cómo evalúas la escena actualmente en Ciudad de México para una banda con sus características? Ya que ustedes integran rock, elementos jazzisticos, pop y herramientas electrónicas, entre otros rasgos no necesariamente comerciales.

Hay muchas bandas emergentes con muchísimo talento, músicos, compositores y grandes voces que no están siendo tomadas en cuenta, me parece que hay un tapón, una especie de cloaca que hace que siga sonando lo mismo de siempre en la radio.

Personalmente, acerca de lo que hacemos en la banda, no tengo paradigmas o prejuicios acerca de hacer pop, rock o punk. Nuestro disco anterior tiene una canción en tono reggae, otra popera, también hay rock más pesado y psicodélico. Mi formación musical ha pasado por todos lados e influencias, ya que mis hermanas y hermano me ponían en contacto con sonidos demasiado pop, hasta tropicales o grunge, por mencionar algunos.

No me acongoja hacer canciones pop o rock, mientras la banda se sienta bien con el trabajo eso es lo importante. La escena musical en Mexico es como un volcán tapado, pero una vez que se destape sobresaldremos de mejor forma. 

Nosotros buscamos oportunidades aquí y donde sea, curiosamente nos buscaron desde España, y eso fue increíble porque aquí llevábamos dos años tocando puertas sin pasar de recibir la respuesta: “Yo te llamo”Así, un día nos hablaron desde España para decir que les interesaba nuestra música y nos preguntaron si podíamos armar, a manera de estrategia, algo más accesible para que se promoviera con objeto de apoyar a nuestras otras canciones, cosa que hicimos y se refleja con el actual sencillo “Inmortal”.

Ustedes nacen y se desarrollan en la independencia, ¿qué han implementado para difundir su música? Esto con objeto de orientar a bandas que apenas comienzan.

Al final nadie te dice cómo hacer las cosas, con quién ir y hablarle, en qué invertir o lo que no. En este sentido, siempre habrá aciertos y errores como son aquellas situaciones donde gente se acerca a decirte que te apoyará con presentaciones y la posibilidad de giras, pero cuando se supone que deben ocurrir las cosas, pues esas personas desaparecen. En México hay un montón de caimanes que nada más juegan con las aspiraciones de bandas que tienen vocación. Eso lo aprendes al estar tratando de sacar adelante un proyecto.

Lo que puedo afirmar, aunque suene trillado, es que se debe trabajar mucho y no desesperarse, hay que aguantar vara y nunca dejar de hacer cosas. Nunca hay que dejar de componer. Los Macizos creemos que si eres una banda prolífica entonces una de las canciones pegará, pero sin creer que esa será la que nos llevará al éxito, no obstante, sí ayudará a impulsar el proyecto.

También es importante que la gente invierta en su proyecto, tanto en la calidad del sonido, el contenido lírico y la imagen. Es necesario investigar, promover y salir a conocer gente, además que no deben ser egoístas y necesitan evitar cotizarse, porque al inicio no somos nadie y todos estamos en la misma carrera. Todos aspiramos a sobresalir, pero las únicas bandas que lo lograrán serán aquellas que lo hagan de la mejor manera.

Tienen que creérsela para darse su lugar como músicos y banda.

Actualmente cuentan con el disco homónimo, ¿cuándo lo grabaron y dónde?

Esa es una historia curiosa porque comenzamos a componerlo durante el segundo semestre de 2016, pero justo cuando íbamos a comenzar la grabación y producción en el lugar donde teníamos nuestro estudio, llamado Taller Producciones, nuestro casero, literalmente, nos corrió de un día para otro. Tuvimos que sacar nuestro equipo de inmediato, y dije (perdonando la expresión): a la mierda, vámonos a mi casa. Todos entonces nos fuimos a mi casa y ahí montamos todo. Ya instalados, tal cual, me levantaba en pijama y me sentaba ante la computadora a grabar como buen loco de la ingeniería. 

Fue así que nos clavamos en grabar y tardamos alrededor de dos meses. La producción también estuvo a nuestro cargo, aunque en los créditos se colocó mi nombre porque me encargué de afinar los arreglos, la edición y la masterizacion. Todo esto me ayudó porque también estoy tratando de hacer carrera como productor. Se trató de un proceso natural porque el disco lo hicimos un grupo de amigos con aspiraciones compartidas.

Relacionado a esto el siguiente disco ya lo tenemos en marcha y lo queremos trabajar con distintos productores como Pachi Garcia (Amaral, Submarino, Lori Meyers) y Ariel Cavalieri, quien fue bajista de Julieta Venegas mucho tiempo, entre otros. Queremos evitar que nos encasillen en el pop, rock o reggae, porque básicamente hacemos música sin importar el género.

Situaciones de este tipo son las que ahora nos han permitido confirmar la gira por España a partir del 30 de marzo, esto por conducto del sello Magenta Music que nos firmó la canción en colaboración con Altafonte. Allá nos uniremos a la gira de Los Toreros Muertos durante cuatro fechas y también estaremos en un par de festivales, además que haremos algunas presentaciones acústicas, más lo que vaya surgiendo.

Tocante a formatos para plasmar el trabajo de la banda, ¿cómo se llevan con el formato físico, todavía confían en él?

Me parece que el vinil y el disco compacto se han convertido en buenos souvenirs para las bandas. Tocante a nosotros siempre que lancemos disco lo haremos en físico.

Es verdad que en las plataformas digitales basta con darle play a la canción y la escuchas, pero para los fans siempre será bueno tener un pedacito real de la banda, algo que te recuerde el concierto al que fuiste, por ejemplo. Creo que a pesar del cambio de la industria, pues resulta que la vieja escuela del rock sigue teniendo razón, porque hay que hacer buenas canciones y tocarlas mucho para que te vaya bien. Creo que esa es la clave.

Tenemos aspiraciones altas como lograr alguna vez llenar el Foro Sol y hacer giras latinoamericanas, pero somos conscientes que se debe trabajar mucho, ser pacientes y cuidar mucho el proyecto.

Promueven actualmente el sencillo “Inmortal”, mismo que cuenta con video, ¿en cuanto a lo musical qué detalles destacas de esta canción? 

Con la batería, hasta ese momento, nunca habíamos hecho el truco de grabarla junto con sonidos digitales provenientes de algunos emuladores y plugins, los cuales te dan notas electrónicas. Lo demás fue trabajo básico con los sintetizadores, mismos que tocamos con un Nord y un Moog.

Esta canción la trabajamos con Pachi, quien nos indicó estar tranquilos para dejarle hacer su trabajo y así entregarnos un buen resultado. Eso nos hizo olvidarnos un poco de la parte técnica con objeto de enfocarnos en tocar.

Pregunta técnica: ¿Con qué instrumentos musicales, marcas o modelos, trabajan habitualmente para obtener el sonido que actualmente manifiestan?

Me encanta tocar con guitarras Fender, soy fan de la Stratocaster que combino con pedales Electroarmonics, aunque más bien me fijo en el sonido y no en las marcas sin importar que sean patito o premium. Para cantar me gustan los micrófonos Shure.

A Benji le gusta Musicman, que hace muy buenos bajos, también usar el famoso Jazz Bass de Fender. Brian es amante de los Nord por lo vesátiles que son, además de su Moog. Del mismo modo utilizamos algunos instrumentos virtuales, pero solo para cubrir elementos que nos puedan ayudar en vivo. Xóch usa también Fender y una Les Paul Gibson. Evél es fan de las baterías Brech y los platillos Paiste. 

Tratamos de invertir en el equipo para ayudar a nuestro sonido, eso con la intención marcar algo de diferencia con quienes no lo hacen. Es un pasito más de calidad a la hora de presentarse en vivo.

Tocante a presentaciones en vivo ¿cómo describes los actos de la banda y qué tienen programado próximamente, además de la gira española?

Son una experiencia extrasensorial donde desde la primera vez que nos presentamos, y hasta la más reciente, hemos sumado en cada ocasión al menos 5-6 fans que nos han comprado el disco y escrito diciéndonos que se la pasaron increíble. Somos un show energético donde tratamos que la gente se clave. Somos gente que disfruta estar arriba del escenario sin caer en poses de rock stars.

Tocante a planes en México queremos grabar otro video antes de irnos y producir otra canción con Ariel Cavalieri. Queremos romperla en España para generar expectativas en México, ya que aquí tenemos planeada un gira, ya sea en julio u agosto, aunque aún por definir con quién será. El plan es estar en todos los festivales posibles aquí, afortunadamente hay muchos, pero suelen presentarse las mismas bandas de siempre. Nuestro trabajo será darnos a conocer por todas las vías posibles.

Fernando, hemos llegado al final ¿hay algo con lo que te gustaría despedirte de esta conversación?

Que apoyen la música independiente, quítense el paradigma que no hay buen rock en México, porque creo que estamos en una época dorada a la que le falta destaparse. Esta nueva generación de músicos tiene el potencial de generar el cambio durante los siguientes años. Y eso está en todos: músicos, público y medios.

Échense un chapuzón a los foros underground y medios similares.

Sean felices.

Por: J. Alejandro Rojas Luna

Fotos: Urcid & The Macizo




PageLines