COBERTURA Bitácora de vuelo del primer día de actividades en NODO Music Conference

A partir de 2015 comenzó NODO Music Conference, un encuentro anual creado para vincular a la comunidad artística conformada por artistas, gestores y audiencias de distintos orígenes. Desde entonces han sido incluidas disciplinas y artes afines tales como diseño, artes plásticas y mercadotecnia, entre otras.
De este modo, la edición 2018 se realizó los días jueves 1 y viernes 2 de marzo en el Centro Cultural de España en México, sede donde todas las actividades fueron de acceso libre.
Tocante al área de presentaciones ocurridas el primer día se registraron los actos de Pelada, proyecto conjunto de Chris VargasTobias Rochman, quienes integran temáticas políticas a sonidos provenientes del techno y el punk.
Al respecto, el dúo llevó al cabo un performance al que le siguió una entrevista cuyo tema giraba en torno al proceso creativo de su trabajo, aspecto interesante que se habría aprovechado mejor sI Vargas hubiese aportado mejor disposición para dialogar.
Independientemente de lo anterior tocó el turno de Felix Cubin, músico identificado dentro del panorama electrónico contemporáneo, espacio donde  ha creado un universo personal expuesto con las ropas del pop y ciencia ficción, mismos que en NODO presentó Paralektronoia, una radionovela paranormal, acto donde él solo se encarga de montar una radionovela por medio de grabaciones de voz, esto al tiempo que realiza un mini concierto al generar música y sonidos discordantes en vivo.
Paralektronoia cuenta la histora de un joven cuyo cuerpo gradualmente empieza a disolverse debido a la escucha, cada vez más intensa, de extraños sonidos surgidos en un instituto paralectrónico. Así, con extractos de entrevistas a Alvin Lucier, Lionel Marchetti, Mika Vainio y el experto en ocultismo Stefan Andriopoulos; además de cortes de viejas producciones radiofónicas y experimentos musicales en vivlo, Felix Kubin analiza e interpreta la relación entre la electricidad y los fenómenos supuestamente paranormales.
Verlo manipular e interpretar en tiempo real fue uno punto alto del día.
Posterior a Kubin siguió la presentación de La BOA (Bogotá Orquesta Afrobeat), combo de Afrobeat latinoamericano que hace estallar su sonido con funk, soul, y músicas tanto del Caribe como del Pacífico colombiano.
Volumen (2017) es el disco más reciente de esta banda integrada por Deimar “Pio” Molina (voz y coros), Diana Sanmiguel (voz, coros y percusión menor), Alejandro Calderón (Batería), David Cantoni (percusión), Daniel Michel (bajo y coros), Sebastián Carrizosa (guitarra), Ana María Fuquen (teclados y coros), Carlos Tabares (trompeta), Luis Alejandro Luque Niño (trombón) y  Marco Fajardo (sax).
Hay una forma de resumir la presentación de La Boa: cuando se le informó a la gente que debían despedirse, el público respondió: ¡NO! varias ocasiones.
Y la sesión del día quedó conjurada con Borchi y su Doble Redoble, proyecto de Pablo Borchi donde el freestyle-world music-global tiene cabida. Consiste en esto: la banda es armada por músicos que buscan encontrar sonidos diferentes adentrándose  en los ritmos tradicionales, guapachosos, étnicos y populares que no necesariamente cuentan con etiquetas comerciales y pueden ser combinados con house y el techno occidental, mientras que en el escenario hay presencia de saxofones, trompeta, tuba y percusiones.
Borchi y su Doble Redoble hicieron entonces de las suyas para cerrar el primer día de NODO.
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna
Fotos: NODO
PageLines