En una época donde parte significativa de bandas y solistas mexicanos procuran incluir en su repertorio al menos una canción en inglés, en un intento de darse a notar en el mercado internacional, pues llama la atención que en el otro extremo haya una banda de rock residente de Los Ángeles, California, la cual trastoca tal idea al cantar completamente en español
Este es el caso de Zoviet, cuarteto de rock y grunge acerca de quien pudimos platicar con Alekander Rudametkin (vocalista, guitarrista y compositor) el pasado 26 de enero, justo día del lanzamiento de Genesis, álbum debut del grupo.
Aquí la conversación:
Círculo Mixup: Alexander, en esta primera ocasión que Círculo Mixup tiene la posibilidad de platicar con Zoviet, ¿podrías ubicarnos en los orígenes de la banda? Incluso un poco más atrás de su formación para conocer si ustedes son músicos de academia o se desarrollaron con la practica autodidacta.

Alexander Rudametkin: Como grupo Zoviet inició en Hollywood durante el verano de 2016, pero antes de eso ya llevábamos mucho tiempo ensayando y trabajando en torno a como queríamos que la banda sonara en vivo. Per yéndome más hacia atrás el trabajo para este disco debut inició sin la banda, porque era yo junto con un equipo de trabajo enfocado en la composición. 

En esa etapa yo coescribí todas las canciones y trabajé muy de cerca con ‘Chuy’ Flores, productor que también se encargó de la ingeniaría y mezcló todo el disco. Entre él y yo hicimos el 80% de la producción el disco, y como en ese entonces no había banda me encargo de grabar todas las baterías, guitarras, el bajo, además que hubo invitados especiales.

Fue un proceso de bastante aprendizaje y una vez que estuvo terminada esta parte empecé a hacer audiciones para formar la banda, no buscaba músicos de acompañamiento, como si fuese un álbum solista, sino que el objetivo era conformar un grupo como tal. Fue cuando llegaron Matt Denis (bajo), David Allen (batería) y Nate Gignac (guitarra), dos estadounidenses y un canadiense. 
Desde la primera vez que nos reunimos nos conectamos y sin importar que ellos no entendieran la letra de las canciones, porque de alguna manera sintieron que había ‘algo’ en ellas y eso los enamoró del proyecto.
En cuestión musical ellos tres si estudiaron música mientras que yo sí fui completamente autodidacta. YouTube fue mi mejor escuela (risas).
Tuve un grupo antes hace diez años donde era baterista, pero fue en éste donde pase a ser guitarrista y cantante.
De unos años a la fecha en México se dio el fenómeno de cantar en inglés con objeto de impactar internacionalmente, pero ustedes siendo residentes de Los Angeles, California, invierten el proceso y cantan en español. ¿Cómo tomaron esa decisión y a ustedes qué les representa componer en español?
Para mí componer en español fue un reto, porque desde siempre la mayoría de la música que siempre había escuchado era en inglés, pero al momento de decidir transmitir hacia el público yo me sentí mucho más natural expresándolo y cantándolo en español, es mi lengua natal. Yo nací, crecí y estudié en México, todos mis amigos son mexicanos.
El inglés me encanta, pero fue el idioma en español el que nos abrió las puertas en Hollywood, California, donde sin querer nos convertimos en los ‘diferentes’, quienes cantaban en español. 
El objetivo de la banda es abrirnos las puertas sin cruzar fronteras por medio del español. Eso lo tenemos claro y así lo haremos para los siguientes discos. Cantar en este idioma nos ha facilitado la conexión con la gente.
 
¿Cómo es la escena en Los Angeles para bandas con las características de Zoviet, en qué tipo de espacios suelen presentarse? 
La ciudad es muy generosa en ese aspecto, hay conciertos, shows y tocadas por doquier. Hay una cantidad enorme de talento y lugares para tocar, pero obviamente están reservados los mejores para bandas más establecidas.
Es así que hay los barecitos y espacios pequeños, nuestros primero shows en poco tiempo nos dieron la posibilidad de presentarnos en The Viper Room, un lugar que para mi era un sueño.
En cierto modo las cosas sucedieron muy rápido y esto en parte se debió a que la gente corrió la voz de que nosotros hacíamos rock, pero cantándolo en español.
 
¿A ustedes cómo les va haciendo rentable su trabajo en esta época donde la música principalmente se distribuye en plataformas digitales, a diferencia de cuando la venta de discos era fundamental para el desarrollo de los artistas?
La presentaciones en vivo son fundamentales, pero además seguimos muchos consejos de personas expertas en mercadotecnia para difundir nuestro trabajo.
El de la música es un mundo muy diferente a como era hace no muchos años, en poco tiempo todo cambió.
Creo que la clave es tocar en vivo lo más que se pueda, pero tanto la actitud arriba del escenario como abajo del mismo debe ser amigable con el público, la gente debe sentir que en realidad te comunicas con ella y sin ponerles paredes de por medio, porque son personas que pagan el boleto para escucharte. Zoviet busca acercarse a la gente y por eso escuchamos sus comentarios.
Así, mezclar estrategias de mercadotecnia para difundirnos y buena actitud para la gente es algo que nos ha servido.
 
Pasemos ahora a Genesis, disco debut que precisamente han lanzado cuando este día que platicamos. Entre otros aspectos destaca el dato de haber sido producido por ‘Chuy’ Flores (Platilina Mosh, Badly Drawn Boy). ¿Cuándo comenzaron armarlo, donde los grabaron y cómo se dio el contacto con Chuy?
El primer contacto con Chuy fue por medio de una  presentación casual y en poco tiempo empezamos trabajar para hacer una canción que se llama “Army of me”, misma que lanzamos en diciembre junto con video.
La conexión con Chuy ocurrió porque ambos queríamos hacer música que nos gusta, lo cual puede ser un lujo y hasta un riesgo respecto a las tendencias comerciales de lo que actualmente se escucha.
El disco lo empezamos a grabar en 2014 en un estudio que se llama East West, en Hollywood, es un estudio legendario. Ahí empezamos a grabar las baterías con una persona que se llama Ross Garfield, de una compañía llamada Drum Doctors. Para mí el hecho que Ross hubiese puesto la batería para el Nevermind de Nirvana, ya era algo muy importante.
Posteriormente, en 2017, la mezcla se hizo en Sonic Ranch y masterización en Oasis Mastering.
Fíjate que la producción del disco se hizo a base de estarlo grabando, es decir, fue un proceso largo de aprendizaje, pero las canciones estaban completamente desnudas cuando las empezamos trabajar en el estudio.
Lo que quisimos hacer es que lo que se escuchase en el álbum también pudiera oírse en vivo, por eso no está sobreproducido, son dos guitarras, un bajo y una batería, no hay nada más. Y eso mismo es lo que presentamos en vivo, porque la intención fue evitar que sonase como un jam/improvisación.
El siguiente disco también será con Chuy Flores, porque es muy difícil encontrar personas coincidan musicalmente contigo.
 
Genesis existe también en formato físico ¿Cómo es la relación de la banda con este formato dentro de esta era archivos digital y streaming?
Es un trabajo muy extenso poder contar con un álbum físico, por eso quise cuidar mucho el arte. Desde el primer sencillo se puso mucha atención para que la gente pudiese identificarlo. Se buscó que hubiese coherencia en los colores seleccionados para resaltar el material, para mi los colores son demasiado importantes, y ello se integró la labor de cuidar detalles como la tipografía y el logo.
Para uno como músico se muy difícil deshacerse del formato físico, más aún si creciste con él. Ya sabes, comprar un disco, quitarle el celofán, abrirlo y ver las imágenes son cosas que uno lo marcan.
Yo, a pesar de las ventajas del formato digital, en estos momentos estoy asombrado de la cantidad de discos físicos que se han vendido de Genesis en la preventa. Buscamos que el precio fuese lo mas accesible posible y con estos elementos puedo asegurar que todos los discos de Zoviet contarán con formato físico. Para mí eso no va a cambiar. Tener un disco en tu cuarto, el estudio, o donde sea y de la banda que te gusta es algo único. Yo sigo comprando discos físicos.
Pregunta técnica, ¿ustedes que instrumentos musicales, marcas o modelos, utilizan habitualmente para trabajar y obtener el sonido con el que cuentan?
Fíjate que la mayor parte de las guitarras las grabamos con partes que nosotros mismos armamos, por ejemplo, conseguimos un cuerpo, un brazo, distintas partes. Muchas de nuestras guitarras nos costaron menos de 100 dólares.
También tuvimos el apoyo de empresas como Fender, Bogner, Duncan Seymour y Shure, que son los patrocinadores oficiales de la banda. Duncan, por ejemplo, nos aporto las pastillas para las guitarras.
Actualmente hay muchísimas maneras para armar tus propios instrumentos y eso se facilitó porque ya teníamos definido el sonido que queríamos proyectar.
No hay excusas para no tocar, toma más tiempo, porque tienes que buscar y estudiar, pero es gratificante.
 
Genesis, cuenta en estos momentos con el sencillo “Contramarea”, ¿cómo se les da esta parte visual, les gusta grabar vídeos? Esto porque es cuando el músico debe ponerse a disposición de la visión del director e incluso hay que actuar un poco.
En el caso de los vídeos siempre tuve en mente buscar a una mujer para trabajar con nosotros, esto con objeto de lograr equilibrio debido a que el disco se hizo con base en hombres. Considero que la mujer tiene sensibilidad muy diferente a la del hombre, motivo por el cual quería obtener algo distinto.
Fue así como participó Johana Bustos, de Selket Films. Previamente, de sorpresa, lanzamos un video lyric llamado “Imposible” y la respuesta ha sido muy buena.
 
En “Contramarea” se muestra el recurso de utilizar alguna máscara. ¿Es parte habitual de la presencia escénica de la banda o se utilizó sólo para el video.
Fue nada mas un recurso para el video porque lo grabamos justo en Halloween, soy fanático de las películas de terror y por eso lo incluimos para resaltar la parte visual.

Una vez lanzado el disco ¿ya tienen programada gira para presentarlo?
Ya tenemos preparado el Genesis Tour, y en concreto para la Ciudad de México abrimos en La Capilla de los Muertos.
Después, el 10 de febrero en Puebla, el 11 en Cuautitlán, el 23 en Ensenada, el 24 en Tijuana. También tenemos confirmado el Hell and Heaven Fest en mayo, entre otras fechas para que la gente pueda vernos.
Además del aspecto musical ¿en qué otras área se pueden localizar elementos que te sirvan de influencia u orientación a la hora de componer?
Soy muy fan del cine de David Lynch, uno de mis videos favoritos es el que hizo para la canción “come back closer” de Nine Inc Nails. Fue así que se hizo la relación con la directora de nuestros videos, y por eso se procuró que hubiese una gama de colores constante por medio del negro, blanco y rojo, e igualmente me encanta Soda Stereo, sus letras son impresionantes por la sencillez de transmitir ideas.
También me gusta el cine de Paul Thomas Anderson, el director de Petróleo Sangriento.
 
¿Algo con lo que te gustaría despedirte de esta conversación?
Muchas gracias a Círculo Mixup por tomarse en tiempo de entrevistarnos, ya que eso tanto nos ayuda a nosotros como a cualquier otra banda que difunda su trabajo de manera independiente.
 
 
Por: J. Alejandro Rojas Luna
 
Página web: www.zovietband.com
Facebook: /zovietband
Twitter: @zovietband
#ZovietBand