RESEÑA Unpeeled / Cage The Elephant

Cage The Elephant

Unpeeled

RCA

2017

 

Cuando Cage The Elephant debutó en 2008 con su disco homónimo parecía que se trataba de una más de esas tantas bandas que súbitamente aparecen y llaman algo la atención, en este caso, gracias a la mezcla de actitud irreverente mezclada con indie rock, garage y punk. En esos rasgos es que el sexteto encontraba su medio de subsistencia.

Desde aquel entonces han transcurrido nueve años, línea del tiempo dentro del cual la banda fue demostrando que era mucho mas que un conjunto de listillos que solo servían para pasar el rato, pues a cada nueva producción iban añadiendo nuevos elementos melódicos, mismos que después reforzaban con presencia escénica… claro, sin descontar las aportaciones de personajes como Dan Aurebach (The Black Keys) en la producción… Pues bien, helos ahora aquí con un disco en vivo que bajo el titulo Unpeeled sintetiza lo sucedido durante el tour “Live & Unpeeled”, pero destacando el gran trabajo de nuevos arreglos hechos a las canciones, resultando lo más notable la implementación de intensas y conmovedoras secciones de cuerdas que en todo momento hacen juego con el resto de los instrumentos.

Así, bajo esta tesitura, cada una de las 21 piezas seleccionadas asume personalidades completamente distintas, siendo el lugar de exhibición el Ryman Auditorium de su ciudad natal en Nashville, sitio donde la primera canción en causar estragos emocionales resulta ser “World Wide World”, pieza clásica de Wreckless Eric y compuesta en 1977, pero que 40 años después en manos de Cage The Elephant sigue sonando vital y excelsa. Otros covers que dan cuenta del tamaño del paquidermo de Nashville son “Golden Brown”, original de The Stranglers, e “Instant Crush”, una apabullante versión de aquella canción que originalmente creasen los robots franceses Daft Punk junto con la procesada voz de Julian Casablancas, el líder de los Strokes. Tocante a las piezas propiedad de Cage The Elephant basta destacar que “Sweet Little Jean” es la que de inmediato marca territorio y dota de argumentos a composiciones como “Spiderhead”, “Too late to say goodbye”, “Punchin’ Bag”, “Cold Cold Cold”, “Shake me down” u “Aberdeen”.

Es complicado sostener conciertos donde canción tras canción quede la impresión de no haber momentos donde baje la creatividad, la energía y, por el contrario, existan rellenos, pero esta banda que en un comienzo parecía destinada a tener una efímera existencia ha resultado ser una de las mejores cosas con las cuales uno pueda toparse cuando de presentaciones en vivo se trata.

Escuchar a Cage The Elephant es materia obligada.

Por: J. Alejandro Rojas Luna

PageLines