A partir de la identificación de canciones y bandas con letras racistas y generadoras de discursos de odio, mismas que la organización no gubernamental The Southern Poverty Law Center detectó al interior del catalogo de Spotify, hecho aunado a la publicación de un artículo publicado en ‘Digital Music News’, donde también se destacó la presencia de grupos supremacistas blancos en el contenido del citado repertorio, la empresa de distribución musical vía streaming, por medio de una portavoz, explicó a Billboard que aunque los sellos discográficos son los primeros responsables de la publicación de la música, Spotify “no tolera contenido ilegal o material que incita a la violencia y el odio por raza, religión o sexualidad”. Y agregó, “Spotify actúa inmediatamente para eliminar cualquier material tan pronto como nos enteramos. Estamos felices de haber sido alertados de este contenido y ya hemos borrado muchas de las bandas identificadas, mientras revisamos urgentemente el resto”.

Al respecto, en los textos de investigación titulados ‘I Just Found 37 White Supremacist Hate Bands on Spotify’, escrito por Paul Resnikoff, y ‘Music, Hate & Money’, provisto éste último por The Southern Poverty LawCenter, institución que enfoca su trabajo en la defensa de los derechos civiles y es conocida por sus triunfos legales contra grupos supremacistas blancos, se precisó que desde 2014 ya había sido publicada una lista donde se identificaba a bandas promotoras de odio y racismo, tales eran los casos de nombres como Hominen, Chauves Pourris, Ken McLellan, Legittima Offesa o Prussian Blue, entre otros. En este sentido, iTunes es quien tiempo antes había atendido la recomendación eliminando de su plataforma dichas  bandas.

Así, todo lo anterior encuentra raíz en los conflictos violentos ocurridos el pasado sábado 12, cuando supremacistas blancos y manifestantes se enfrentaron en Charlottesville, Estados Unidos, situación que derivó en el atropellamiento intencional de un racista contra un grupo de personas entre quienes se encontraba Heather Heyer, una manifestante que murió al ser embestida.

“Spotify toma medidas inmediatas para eliminar cualquier material tan pronto como nos demos cuenta de ello. Nos alegramos de haber sido alertados de este contenido, y ya hemos eliminado muchas de las bandas identificadas hoy, mientras revisamos urgentemente el resto”, especificó la fuente de la compañía. Interesante acción de Spotify, pues se demuestra que la música no está al margen de los temas sociales.

Por: J. Alejandro Rojas Luna