OMD: El pop se lleva en la sangre y en los circuitos también

Con casi cuarenta años de carrera y trece discos. Los de Liverpool regresan al estudio y a los escenarios para demostrarnos el buen estado de sus maniobras orquestales en la oscuridad. Platicamos con Andy McCluskey sobre The Punishment of Luxury su nuevo disco, Joy Division, Depeche Mode y la música pop moderna del siglo XXI.

History of Modern, English Electric y The Punishment of Luxury; su más reciente disco, ¿podemos decir que se trata de una trilogía?

Definitivamente no, quizás tengan en común que han sido los trabajos más recientes, pero cada disco es distinto entre sí. Por ejemplo. History of Modern fue nuestro regreso después de muchos años de no grabar, queríamos ver sí todavía teníamos algo que decir. Por otra parte, con English Electric quisimos desnudar nuestro sonido, trabajar la parte más minimal de OMD. Y con The Punishment of Luxury buscamos expandir nuestros límites y buscar nuevas ideas. La verdad es que hacemos discos porque creemos en lo que hacemos, no lo hacemos por tener un pretexto y salir de gira y vender playeras. Es algo que realmente disfrutamos.

Tomando en cuenta las dos canciones que han lanzado como avances del nuevo disco, “La Mitrailleuse” y “Isotype”, siento que están trabajando el lado más experimental de OMD

Para The Punishment of Luxury decidimos lanzar unos teasers, los cuales incluían “La Mitrailleuse” y “Isotype” pero muchas de las canciones que se incluyen en el disco tienen los elementos que han caracterizado nuestro estilo, que son melodías vocales y melodías de sintetizadores. En esta ocasión trabajamos más la parte de las percusiones electrónicas, buscamos la magia que te ofrece la repetición. Después de tantos años es difícil alejarte de tu sonido, pero eso no es ningún pretexto para dejar de experimentar.

Lo interesante de OMD es su sonido que se mueve entre lo pop y lo experimental. ¿Es difícil encontrar ese equilibrio?

Es muy difícil, cuando comenzamos estábamos influenciados por los grupos alemanes del Krautrock, y nuestra idea era hacer música con esas características. Sin embargo, no podemos negar nuestra herencia inglesa que está ligada al pop, y creo que de manera inconsciente surgían esas melodías que le daban ese toque pop a nuestras canciones. A través de nuestra carrera y de nuestros discos puedes ver esa combinación, pero como te digo, no es algo planeado, simplemente surgen en el momento de hacer nuestra música.

En su carrera han compartido escenario con actos muy importantes de la historia musical contemporánea, a final de los 70 con Joy Division y en los 80 en el mítico concierto de Depeche Mode en el Rose Bowl de Pasadena. Nos puedes platicar sobre esas experiencias.

Sí, ¡claro! A finales de los 70 existía un lugar en Liverpool llamado Eric’s, ahí se presentaban las bandas más recientes y alternativas de ese momento. Paul y yo íbamos como público para ver a las bandas. En una ocasión nos dijeron que si queríamos tocar, y aceptamos enseguida. Nos dijeron que una banda de Manchester iba a tocar esa noche. Después Factory Records nos editó un sencillo y tocamos como unas 15 veces con Joy Division. Eran maravillosos en vivo. Y Bueno, con Depeche Mode la historia es muy curiosa. En una ocasión fuimos a tocar a Basildon, de donde son ellos, nos vieron y alguien les dijo, eso es lo que deberían de tocar. Ocho años después estábamos en el Rose Bowl ante cien mil personas, abriéndoles el concierto. Quién lo iba a decir, que unos adolescentes de un pueblo de Inglaterra iba a tener ese éxito en Estados Unidos.

¿Crees que el concierto del Rose Bowl de la gira 101 de Depeche Mode es el triunfo de la música electrónica?

Yo creo que sí, aunque yo lo considero un éxito de la música alternativa de aquellos años.

Tony Wilson una vez dijo que ustedes eran la música pop moderna. ¿Cuál crees qué es en el siglo XXI la música pop moderna?

¡Qué pregunta tan difícil! Creo que la industria musical está pasando por un momento terrible, ya nadie quiere apostar grandes cantidades de dinero sin tener la seguridad de que va a ser un éxito. Por eso existe un temor por tratar de innovar, se utilizan los mismos productores musicales, los mismos directores de videos, la misma imagen de los artistas con éxito. Y no solamente sucede en la música, lo he visto en el cine y en la moda. Parece ser que la historia se está comiendo a la historia. Diría que la industria musical se mueve de manera segura, siempre son pocos los que tratan de innovar. En mi caso, trato de seguir sólo a unos cuantos artistas que me interesan, bueno eso era algo que hacía también al principio.

¿Algún mensaje a los fans de México?

Creo que más que un mensaje, quisiéramos ofrecerles una disculpa. En nuestras visitas recientes nos dimos cuenta del gran cariño que nos tienen. Es increíble la alegría con la que nos reciben, apenas pisamos el escenario y ya sentimos su energía. No sabemos porqué tardamos tantos años en ir a México, con la cantidad de fans que tenemos allá. Les agradecemos los años de espera. La verdad nos hace muy felices poder regresar a tocar.

Por: Jacobo Vázquez

PageLines