Aziza Brahim, cantante y compositora saharaui, es alguien cuya música se propone sea atendida en vista de la reivindicación que hace por medio de sus canciones, plasmadas en cuatro discos de estudio, de la resistencia pacífica de su pueblo en Sáhara Occidental, frente a las Islas Canarias, que clama su derecho a la autodeterminación ante la ocupación marroquí y mauritana.

Aziza Brahim explica su música:

“En ella hay una fuerte base de música saharaui, pero no estrictamente tradicional. Desde pequeña, con mi familia, siempre he cantado lo que en los campamentos llamaban ‘canción moderna’. A mí me gusta innovar, la fusión. Desde mi primer disco: Mi canto (2008), hasta este último: Abbar el Hamada(2016) ha habido una evolución grande.

“Desde pequeña en mi casa de los campamentos escuchaba raï árabe, y mis tíos traían casetes de Baaba Maal, Ismaël Lô, Youssou N’Dour, Ali Farka Touré, Salif Keita.

La música saharaui tiene muchas influencias. La percusión saharaui tiene su raíz en la percusión africana. Nuestras cultura es más africana que árabe, de la que sólo utilizamos el cuarto de tono”.

Realizada la explicación ahora corresponde pulsar el reproductor con objeto de conocer el hassanía, su lengua materna derivada del árabe, misma que aquí canta en perfecto castellano, pues la cantante pasó la adolescencia y primera juventud en Cuba (“mi segunda patria”, afirma) becada por el gobierno isleño.

Play.