Gilles Turnbull, periodista especializado en tecnología, y quien escribe para el periódico británico The Morning News, se abocó a la labor de crear y compilar numerosos audios utilizando un software que transforma el material digital en sonidos, es decir, cada una de nuestras acciones digitales generan sonoridad en forma de datos, los cuales, a su vez, pueden sonorizarse dentro de la red.

Así, lo que Turnball hizo, fue mostrar la traducción sonora no solo del registro de actividades en plataformas como Twitter, Ping o Google, sino también lo que él denomina “fenómenos”, que son acciones consistentes en el registro de la actividad como nuestro historial de navegación o subcódigos como los que se obtienen en java script.

Con lo anterior en consideración podemos asimilar el masivo cúmulo de procesos e interacciones que ocurre y queda registrado en la Red. Básicamente: nada pasa desapercibido y puede ser representado con sonidos.

“Nuestras vidas digitales también liberan sonidos, pero tienes que acercarte un poco más para escucharlos. Muchas personas negaran que Internet produce algún sonido, pero son las personas que jamás se han detenido a escuchar. Todo genera sonido. Tal vez no sea uno con el cual tus oídos estén acostumbrados a percibir, pero está ahí disponible”, afirma Gilles Turnball.

Toda afirmación requiere comprobación y así es como suena lo que asegura el autor:

Twitter:

https://soundcloud.com/andrewwomack/twitter

La primera página Web, elaborada, precisamente, por el creador de la Red, Tim Berners-Lee:

https://soundcloud.com/andrewwomack/first-web-page