Los Friedberg son imparables. Llevan diez años como The Fiery Furnaces y al menos un álbum anual desde hace siete, haciendo temas que van desde el pop-rock rapsódico hasta el folk tradicional. Podría decirse que están “en llamas”, pero ¿qué más podríamos esperar de Los Hornos Feroces? Aquí nos cuentan.

Por Cynthia Rodríguez

Ustedes son hermanos de verdad, no como The White Stripes. ¿Cómo fue su relación al crecer? ¿Tenían los mismos gustos musicales?
Eleanor: Fue bastante típica. Solíamos pelear por, ya sabes, qué íbamos a ver en la tele… Y Matt es cuatro años mayor que yo, así que estaba felizmente forzada a escuchar lo que él oía, porque conocía todo antes que yo. Eso nos hizo tener el mismo gusto.
Matt (a Eleanor): No recuerdo haber tenido una conversación contigo sobre música, como “Debería gustarte esto ahora, o esto…”
Eleanor: Yo sí. Hasta recuerdo, en broma, escuchar a Van Halen; y tú diciendo “Esto
es bueno”, y haciendo un signo de Van Halen para poner en mi espejo.

Matt: ¿Lo dices para avergonzarme?
Eleanor: No. ¿Cómo crees?
Matt: No recuerdo eso.
Eleanor: Yo sí.

¿Cómo se les ocurrió tocar juntos?
Matt: Pensaba que Eleanor sería buenacantante si quisiera, pues tenía buena voz. Que cuando tuviera seguridad para tocar en público, sería tremendo. Pero ella fue quien me reclutó para su banda.
Eleanor: Me mudé a Nueva York hace diez años y empecé a tocar con una
amiga, y luego Matt se mudó. No sé cómo fue al final, pero él estaba ahí y
podía tocar bien. Tuvo sentido.

Su música suele ser dramática y salvaje. Para mí es como la banda sonora de un musical muy loco. ¿Alguna vez harían uno?

Eleanor: Me encantaría.
Matt: Me gustan los convencionalismos dramáticos del rock y me gustan otros estilos de música dramática más antigua. Creo que la música es una buena manera de contar historias. Sí me gustaría tener uno. Un musical mexicano, sobre temas mexicanos, en español. Alguien tendría que ayudar, pero sería divertido.

Desde 2003, han lanzado un LP cada año. Y en 2006 Matt tuvo tiempo de hacer uno doble como solista. ¿De dónde sacan tanta creatividad y energía?
Matt: Es divertido tocar música. Y eso te inspira… Te hace querer tocar más. Así es como creo que funciona. Tocar se alimenta de sí mismo.

Además de I’m Going Away, el año pasado lanzaron el álbum acústico Take Me Round Again. ¿Por qué se les ocurrió eso?
Matt: Porque cuando tocamos en vivo inventamos arreglos; así que dijimos “Hagamos más para grabar”, y sacamos nuevas versiones…

Y para no romper la tradición, ¿sacarán algo nuevo este año?
Eleanor: Sería difícil.
Matt: Quizá un álbum mudo en otoño. Vamos a sacarlo, mas no a grabarlo. Será sólo un libro, con la música escrita, para que otros toquen. Si no, sacaremos nuevo álbum en enero o febrero. Uno convencional, aburrido, donde tocaremos canciones que inventamos.

¿Pero seguirán sorprendiéndonos cada año?
Matt: Gracias, pues. Buena idea.
Eleanor: ¿Qué más hay por hacer?

Take Me Round Again.
Thrill Jockey, 2009.

I’m Going Away.
Thrill Jockey, 2009.